Nutrición

Cuidados de la piel en primavera: consejos para una hidratación adecuada

Los expertos recomiendan complementar la alimentación y el consumo de agua con productos especialmente diseñados para el cuidado de la piel

Con el aumento de las temperaturas en los últimos meses del año, es fundamental tomar ciertas medidas para el cuidado de la piel. En esta época se recomienda consumir un mínimo de 8 vasos de agua al día y usar cremas hidratantes para protegernos.

También es importante evitar la exposición prolongada al sol y considerar el consumo de frutas y verduras, ya que aportan agua, vitaminas y minerales que contribuyen a mejorar la apariencia de la piel.

La vitamina C es indispensable para para formación de colágeno; la Vitamina A mejora la apariencia de la piel seca y previene el acné; y la Vitamina E elimina los radicales libres dañinos para preservar la salud de la piel. Además, esta última tiene propiedades fotoprotectoras para mantener la piel a salvo del daño solar.

La Nutricionista de Hebe Smart Nutrition, Constanza Barrios concuerda con que una alimentación balanceada es importante para el cuidado de la piel. En el caso de aquellas mujeres que tengan problemas con la recepción natural de colágeno en cualquier época del año, existe la opción de consumir colágeno hidrolizado, lo que entrega beneficios especialmente en la época de calor.

«Los principales beneficios que ofrece el colágeno hidrolizado es la mejora en la firmeza e hidratación en la piel. Sus resultados son visibles y van más allá de lo estético. Se trata de un suplemento muy útil debido a que fortalece las articulaciones, cabello y uñas», explica la profesional.

Recomendaciones para el cuidado de la piel en primavera

Constanza Barrios entrega cuatro consejos para proteger nuestra piel, especialmente en los meses de más calor.

  1. Alimentación variada y equilibrada: incorporar al menos 5 porciones totales entre frutas y verduras diarias para aprovechar sus vitaminas y minerales, para  lograr una piel saludable e hidratada, y una mejora en la apariencia del cabello y las uñas.
    Puedes incorporar la fruta al desayuno, en un snack o como postre. Las verduras pueden estar presentes al almuerzo y once, como una ensalada, un sándwich, guiso o un omelette.
  1. Consumo adecuado de agua: se recomienda ingerir al menos 2 litros de agua pura diaria para mantener la piel hidratada. Ideal comenzar el día con dos vasos de agua en la mañana y luego durante el día ir agregando los demás vasos. Se aconseja andar con una botella para mantenerse hidratado.
  1. Incorporar a la alimentación frutos secos: poseen vitaminas A, B y E, grasas monoinsaturadas y antioxidantes. Gracias al gran contenido nutricional de los frutos secos y las semillas, la piel gana en hidratación, elasticidad, regeneración celular y protección contra los radicales libres.
  1. Evitar el alto consumo de alcohol y tabaco: el consumo de estas sustancias contribuye a la formación de arrugas. Fumar estrecha los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en las capas más superficiales de la piel, por lo que disminuye el flujo sanguíneo y genera un aspecto más pálido a la piel.
    Esto también elimina el oxígeno y los nutrientes que son importantes para la buena salud de la piel. Además, fumar daña el colágeno y la elastina, las fibras que le aportan fortaleza y elasticidad a la piel.

«Si te cuesta consumir agua como tal y te hace falta colágeno, una opción son los batidos fríos o smoothie de Hebe Smart Nutrition y así aprovechas todos sus beneficios», comenta la nutricionista Constanza Barrios. Sirve tipo snack en cualquier momento del día y sus nutrientes ayudan a mejorar en el ámbito nutricional y físico, ya que contiene colágeno hidrolizado, Vitamina C y es bajo en aporte calórico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos