logo
Actualidad 19/03/2021

Despedirte de quien no te da el lugar que mereces es un acto de amor propio

No quedes con un amor que no te hace crecer

No existe una fórmula definitiva sobre cómo debe ser el amor. Cada quien vive su propio cuento y cada quien toma el rumbo que decida pero si algo debes tener claro es que no puedes -o mejor dicho no debes- quedarte con alguien que no te de tu lugar.

Uno de los momentos más incómodos de la vida sucede cuando te das cuenta de que la persona con la que estás no te corresponde del mismo modo que tú lo haces. Cuando no te deja crecer, cuando te exige más de lo que da o cuando no está dispuesto a invertir el mismo tiempo que tú inviertes, se vuelve una relación unilateral destinada a los problemas.

Y no es ser pesimista ni decir que no creas en el amor sino que aprendas a soltar lo que no te deja ser feliz para abrirle la puerta a lo bueno que mereces.

El ritmo acelerado de vida que llevamos y la constante presión social sobre “tener a alguien”, nos ha llevado a conformarnos con menos de lo que merecemos.

Aceptamos excusas “por falta de tiempo”, nos quedamos con migajas y terminamos en una relación a medias o con amores incompletos.

Las relaciones “a medias” no te dejan avanzar ni sacan lo mejor de ti. Hace que dudes de ti  y que no puedas dormir por las noches pensando en todo lo que está mal en ti para que la otra persona no pueda amarte por completo.

amor propio

A veces, estamos tan temerosas de lo que hay fuera de esa relación, que nos aferramos a ella pensando que es lo único que nos hace bien, aunque en el fondo sepamos que no es así.

La vida es bastante complicada como para complicarnos más, especialmente con alguien que no está dispuesto a dar el amor que das.

No importa cuánto trates, no puedes forzar a nadie a hacer las cosas como tú las haces pero si no está funcionando, si no hay un equilibrio o una seguridad de que están construyendo algo juntos, ¿para qué quedarse?

Es agotador y sólo hace que te cierres a otras oportunidades de crecer y ser feliz

Mereces un amor que te acompañe en tus momentos más vulnerables, un amor que vea la belleza en tus defectos y que te ayude a ser mejor siempre.

amor propio

Mereces ser amada por alguien que sepa que no eres perfecta pero que son tus imperfecciones lo que te hacen tan adorable. Esa persona verá en ti al ser más hermoso aún cuando sientas que no lo eres.

Mereces ser amada incondicionalmente. No locamente, ni siquiera completamente, sino incondicionalmente. Esa persona se quedará contigo cuando todo alrededor se derrumbe y te recordará lo valiente que eres por haber luchado tanto.

No tienen que ser perfectos, tienen que saber construir espacios juntos.
Más de este tema

Mereces un amor que te acompañe en tus momentos más vulnerables

Las personas más fuertes conocen el dolor de perder a alguien que amaron

Los amores incompletos duelen y no te dejan avanzar

Te recomendamos en video