Wellness

El polémico fenómeno del Sugar Dating

sugar dating

Las citas transaccionales crecieron en pandemia y los sitios web que las ofrecen, también. 

Luz Lancheros, MWN

De la curiosidad – y tal vez rechazo- a un modo de relacionarse creciente. Antes, los sugar daddies se veían como unas figuras que encubrían, para muchos, una forma más de prostitución. Su definición, en principio, constaba de un hombre con recursos, más viejo que su pareja, que por una cantidad de dinero y lujos llegaba a un acuerdo de compañía y/o sexual con esta. El polémico fenómeno del Sugar Dating

Incluso publicaciones como Vice mostraban videos de estas relaciones en ese tono exotizante con el que se veían a estas figuras.

Pero, de 2006 para acá, con varias páginas de Sugar Dating (sí, donde puedes ser un Sugar Daddy o un Sugar Baby según lo que desees y convengas) la definición ha cambiado. Al menos, esto es lo que se lee en una de las primeras páginas, y más populares, de este tipo de relaciones, Seeking Arrangement: “Llamamos a un Seeking.com™ Sugar Daddy un Miembro exitoso, que es un caballero moderno con gustos refinados, experiencias excepcionales y recursos abundantes que está buscando a alguien con quien compartir sus momentos y su estilo de vida extraordinario, y crear una relación y experiencias significativas”, explican.

El polémico fenómeno del Sugar Dating

En la página ya hay más de 10 millones de usuarios y hay otras que le van a la saga, como SugarDaters, creada en Dinamarca en 2013 y que ya tiene alcance en 26 países de Europa y Latinoamérica. “La plataforma nació con la idea de que si bien era de citas, todos los perfiles fueran reales. En aquellos años, muchas páginas para encontrar pareja abusaban de bots y perfiles falsos. Por eso creamos una web en la que aprobamos todos los perfiles de forma individual, uno a uno. Verificamos de forma manual cada foto y texto de perfil para garantizar que no hay cuentas falsas. Es un esfuerzo hercúleo, pero merece la pena”, le explica a Metro Alexandra Olariu, directora de márketing de la página, que explica que la edad promedio de las Sugar Baby es de 25 años y que, a diferencia de lo que se cree de los Sugar Daddies, la edad promedio de estos es de 32.

Eso no implica que en varias páginas y en estos modos relacionales dejen de existir personas de mucha más edad que por la pandemia han tenido que recurrir a esta forma de relacionarse o para buscar ingresos, cariño o compañía, o todo en uno. 

“En SugarDaters se construyen relaciones, no se intercambian servicios. Una Sugar Baby no es una trabajadora del sexo, sino una joven que tiene claro con qué tipo de hombre quiere salir. Cuando elegimos pareja, nos quedamos con la persona que más nos gusta y ese es el caso de una Sugar Baby: es selectiva”

—  Alexandra Olariu, directora de márketing de SugarDaters

“En SugarDaters no nos centramos en los ingresos, sino en los conceptos de generosidad y éxito. Esto puede significar muchas cosas porque creemos que no debería reducirse todo a un aspecto económico. Por ejemplo, un Sugar Daddy o una Sugar Mama pueden tener una red de contactos que ayude a una Sugar Baby o un Toy Boy a empezar su carrera en el sector de sus sueños. El dinero es algo relativo y solo el hecho de tenerlo no significa que una persona sea más Sugar Daddy o Sugar Mama que otra”, justifica Olariu. “En SugarDaters se construyen relaciones. Los Sugar Daddy y Sugar Mama no ‘dan dinero’, sino que aportan a su pareja un nivel de vida más elevado por el simple hecho de serlo. Si un famoso futbolista comenzara a salir con, por ejemplo, una mesera, es lógico pensar que la segunda se beneficia del nivel de vida del primero. Ése es el concepto de sugardating a todos los niveles”, aclara. 

Relaciones transaccionales (y polémicas) 

La polémica por este tipo de citas y encuentros es que algunos los ven como forma de prostitución encubierta y legalizada. Asimismo, la página que comenzó con esta forma de relacionarse con la web, Seeking Arrangements, tampoco estuvo exenta de escándalos y problemas legales. De hecho, uno de los más sonados ha sido el del ejecutivo de Google, Forrest Hayes, que apareció muerto con una jeringa de heroína en su brazo inyectada por una mujer que conoció por la plataforma y por esta razón, la app está prohibida en iOs y solo disponible por Android.

Otra app, Rich MettBeutiful, puso anuncios en camiones cercanos a los campus de Bruselas: “Mejora tu estilo de vida. Sal con un sugar daddy”, lo que provocó que Isabelle Simonis, defensora de los derechos de la mujer y ministra de Educación del gobierno belga amenazara con demandarles por incitar a las estudiantes a prostituirse. Y en España también las autoridades amenazan con investigarlos.

“En SugarDaters se construyen relaciones, no se intercambian servicios. Una Sugar Baby no es una trabajadora del sexo, sino una joven que tiene claro con qué tipo de hombre quiere salir. Cuando elegimos pareja, nos quedamos con la persona que más nos gusta y ese es el caso de una Sugar Baby: es selectiva. Lo mismo sucede con los Sugar Daddy. Nuestro equipo de verificadores borra los perfiles que hacen un mal uso de la página web. Cada vez que se arroja un enfoque controvertido sobre el sugardating, SugarDaters se llena de personas que hacen un mal uso de la plataforma y nuestro equipo tiene que hacer un esfuerzo extra”, afirma Olariu. 

Ahora bien, en la pandemia los servicios transaccionales han crecido en varias páginas. En SugarDaters, Olariu cuenta que el tráfico ha aumentado un 50%. “Muchos usuarios/as de la página nos han contado cómo tuvieron citas a distancia durante las restricciones más duras. Cuando te privan del contacto, del deseo, del amor… lo ansías con más ganas. Estoy segura de que cuando todo esto pase todos y todas vamos a tener muchas ganas de abrazar, besar y amar como nunca”, afirma.

Y también, al quedarse muchas personas sin ingresos en la contingencia, han buscado, así como en Onlyfans, una manera de promocionarse a sí mismas llegando a acuerdos y esto tiene cada vez más demanda. En España, por ejemplo, SugarDaddy España llegó a 42 mil búsquedas para mitad del año pasado.  Y en las páginas, hay todo tipo de personas buscando experiencias distintas.

“En Sugar Daters tengo poco tiempo y he estado en otras por mi cuenta. Me gusta la experiencia de estar ahí y también estoy por el dinero. He tenido salidas variadas, con despedidas de soltera, algunas por despecho, y siempre aclaro que se debe usar condón y no me gustan las drogas”, le cuenta a Metro Andrés Daza, Sugar Baby. “He tenido todo tipo de experiencias y realmente me gusta: no estoy lleno de tabúes y estas salidas no se me complican. La mejor, fue cuando me encariñé con alguien, pero se acabó. De hecho, me gustaría continuar con este estilo de vida, porque no he encontrado algo mejor que se acomode a mí”, añade.

Por otro lado, se cuestiona realmente si las personas que ejercen servicios sexuales pueden pasar los filtros y cómo se genera seguridad para aquellos que deseen dar un intercambio.

“En SugarDaters creemos en el derecho de todos y todas a decir ‘no’. Y ‘no’ significa ‘no’ y nada más. Eso sí, cada persona es libre de relacionarse con quien quiera y como quiera. Juzgar un consenso entre dos personas queda ya lejos de una mentalidad abierta y moderna. Cada persona tiene unas expectativas de lo que es una relación perfecta y al final todo romance contiene unos acuerdos. Sobre la seguridad, cuando hablamos de relaciones entre desconocidos siempre hay que tener cautela, bien sean relaciones sugar o cualquier otro tipo de relación”, fue lo que respondió Alexandra Olariu ante cómo se protegen a los usuarios en Sugar Daters. 

Por ahora, y con gente con menos tiempo y más cansada para hallar el ideal del amor romántico, esta opción parece ser viable para muchas personas. Sobre todo por cuestiones económicas, o por mantener otro tipo de experiencias. Eso sí, nunca desligadas de cuestionamientos morales y sociales, que han existido desde hace mucho. 

4 Apps relacionadas

Seeking Arrangement 

Fundada por Brandon Wade, en 2006, es la pionera de este tipo de sitios. Han estados relacionados con varios escándalos legales, pero venden la premisa de que los Sugar Daddies encuentran 4 Sugar Babies a disposición y que las Sugar Babies salen con “caballeros” y “mentores” en “relaciones ideales”.

www.sekingarrangement.com

SugarDaddy.com

Tienen presencia en Estados Unidos y Europa y se proclaman como “los reyes del Sugar Dating”. Exigen varios requisitos para los Sugar Daddies que se registren y aseguran ser bastante serios en sus filtros y selecciones, para que no se cuele algún tipo de trabajo sexual en la página.

www.sugardaddy.com 

WhatsYourPrice

También creada por Brandon Wade, está especializada en “dar mejores y más opciones a los hombres”, aunque según la página, ya hay 3 millones de usuarios, entre hombres y mujeres. Se aseguran de que la gente “vaya al grano” con las citas, en vez de perder tiempo en texting y ghosting.

www.whatsyourprice.com 

Wealthy Men

Más discreta que sus predecesoras, deja opciones abiertas para hombres, mujeres y parejas. Ellos se aseguran de que la persona sea quien dice ser para iniciar relaciones de tipo transaccional.

www.wealthymen.com 

Tags

Lo Último


Te recomendamos