Cambiar de carrera o profesión no es un fracaso: lo que debes saber antes de dar el salto

La insatisfacción profesional es una de las frustraciones más comunes en adultos. No seas uno más y ve tras tus sueños.

Decirle adiós a un proyecto de vida que habías creado o incluso consolidado, puede ser uno de los retos más grandes que como personas y profesionales se puede enfrentar. Sin embargo, permanecer en una profesión o estudiar una carrera que no te gusta, tiene precios más elevados.

Comenzar de cero puede ser aterrador y ni hablar de esperar cuándo podría ser el momento exacto para dar ese salto de fe en donde no se sabe si le espera el vacío, o abrazar la satisfacción que se le perdió en el camino. En estos casos, es preferible arriesgarse por el bien de la salud mental y emocional, aunque de plano se sepa que no será fácil.

Cambiar de carrera y profesión, un mal necesario

Cuando la duda comienza a aparecer por la mente, hay que detenerse a escuchar si se trata del síndrome del impostor y ciertas inseguridades personales o bien, el trabajo que se realiza no hace más que hacerte sentir miserable.

Si se trata de lo segundo, ya no hay razones lo suficientemente importantes para quedarse y por el contrario, deberás armarte de paciencia y aprovechar esa vulnerabilidad para encontrar algo nuevo.

Cambiar de carrera Debes hallar tu verdadera pasión y seguirla. - Instagram @frompswhale

Por lo tanto, antes de realizar un cambio, lo más importante para comenzar es averiguar qué es lo que realmente quiere hacer y tenga en cuenta que es posible, en su caso, según sus contextos individuales.

“En mi experiencia, cuando te da miedo ir a trabajar y sientes que no tienes el control de tu entorno laboral, es una señal de que te sientes atrapado y que es hora de pensar en hacer un cambio de carrera ”, dijo la asesora vocacional Kathy Davies a InStyle.

De igual manera, Davies recomienda tener en cuenta las propias limitaciones personales y del contexto actual mundial para dar en el clavo con la elección. “Poder trabajar desde casa puede abrir caminos completamente nuevos”, agrega.

Si no se tiene certeza de qué es lo que se quiere hacer exactamente, la experta recomienda investigar sobre aquel interés potencial e incluso buscar las historias personales de gente en la misma situación para comprobar si es el cambio que desea.

Cuando sepa a dónde quiere ir, actualiza tus currículos y ponte en contacto con gente relacionada al medio para que puedas encontrar oportunidades o conocer gente en el proceso. “No temas preguntar a tus contactos si tienen sugerencias o si están dispuestos a recomendarte”, explicó.

Cambiar de carrera El camino no siempre será fácil, la paciencia y la constancia son claves. - Instagram @lonersfilm

No hay un solo camino

Por otro lado, los expertos también afirman que es posible alternar un empleo de largo plazo con otro que te emociona en la actualidad y que requiere menos margen de dedicación, pero que podría convertirse en una nueva carrera.

"¿Qué puedes hacer que sea pequeño y de baja presión? No necesariamente 'renuncio a mi trabajo y sigo adelante'. ¿Cuáles son las formas en que podemos probar cosas con una pequeña cantidad de tiempo y dinero invertido? Los pequeños experimentos son los mejores ", manifestó.

Si el temor más frecuente que deambula por tu mente es no tener experiencia, se pueden buscar cargos menores o solicitar pasantías para ir ganando conocimiento en el tema mientras se va preparando para poder dedicarse a eso a tiempo completo.

Cambiar de carrera La felicidad de hacer aquello que amas te dará satisfacción en todos los sentidos. - Instagram @girluphilippines

“La gente busca a personas que puedan aportar su experiencia y la gente está muy dispuesta a escuchar. Por supuesto, esto puede ser pagado o no, y no todos tienen el privilegio de trabajar sin paga", aclara.

Sobre los momentos ideales, los especialistas afirman que nunca hay uno ideal para dejar atrás un trabajo (o una vieja vida). Pero si ya lo tienes contemplado, es momento de empezar a tomar las riendas de tu futuro y dejar que el transcurso, poco a poco, vayan desapareciendo los pensamientos tóxicos.

Más de este tema:

No tener hijos no te hace menos mujer: ser madre es una opción y no un destino obligado

Cosas que debes hacer antes de los 40 para sentirte plena y satisfecha

Meditación: empieza a practicar con 4 tipos de respiración

Te recomendamos en video: