Jugo de alcachofa y otros remedios naturales para combatir la inflamación de la vesícula

Es un órgano importante de nuestro aparato digestivo.

Hay muchas partes de nuestro organismo que no conocemos hasta que nos comienzan a doler o presentan alguna irregularidad. Este es el caso de la vesícula, un órgano muy pequeño que se encuentra debajo del hígado, justo a la derecha del abdomen.
Su función es producir líquido digestivo para luego enviarlo al intestino delgado. Este líquido, llamado bilis, debe ser ligero y cuando se espesa puede indicar un mal funcionamiento del hígado y cálculos que generan inflamación y dolor.
La inflamación también es conocida en el campo médico como colecistitis. Aunque te recomendamos ir a un especialista para chequear el origen de lo que estás padeciendo, también te indicamos algunas alternativas naturales combatir este problema.

El engrosamiento de la bilis puede generar inflamación y dolor de la vesícula. El engrosamiento de la bilis puede generar inflamación y dolor de la vesícula. - Agencias

 

Remedios naturales contra la inflamación de la vesícula

1.- Jugo de alcachofa

La alcachofa tiene un alto prestigios por sus propiedades para proteger el hígado, así como también es un excelente estimulante de la producción de bilis. Por ello es recomendable para la inflamación de la vesícula.
Lo único que tienes que hacer es exprimir unas hojas de alcachofas, y cuando hayas obtenido el judo de estas, mézclalas en medio vado de agua. Bebe tres veces al día luego de cada comida.

Alcachofa Alcachofa - Agencias

 

2.- Zumo de limón más aceite de oliva

El limón también tiene grandes propiedades antiinflamatorias. Por eso es otra opción para tratar la inflamación de la vesícula es mezclar una cucharada de zumo de esta fruta con una de aceite de oliva.
Te sugerimos tomar esta mezcla en ayunas cada mañana. El zumo de limón con aceite de oliva contribuye a mejorar el funcionamiento del hígado y vesícula biliar.

Limón y aceite de oliva Limón y aceite de oliva - Agencias

3.- Té de achicoria

La achicoria se trata de una planta muy empleada en la cocina. Sirve como ensalada y suele combinarse con arroces y pastas. No obstante, también tiene grandes propiedades para la salud de la vesícula.
Su sabor es amargo, pero cuenta con grandes tiene propiedades digestivas y es usada con fines medicinales para los cuales se emplean tanto las raíces como las hojas. Lo que debes hacer es machacar hojas y raíces de achicoria y combinar una cucharadita por taza de agua.
Por la hervir por un lapso de tres minutos. Luego cuélala y sirve. Te recomendamos beber tres tazas de esta infusión al día y obtendrás rápidos resultados.

Té de achicoria Té de achicoria - Agencias

4.- Infusión de cardo mariano

Está comprobado que el cardo mariano es un excelente estimulador de la actividad hepática, así como también contribuye a la regeneración de tejidos.
Lo único que debes hacer es triturar las semillas de cardo mariano. Luego de que las hayas hecho polvo mezcla 3 o 5 gramos de estas por taza de agua. Puedes tomar hasta tres tazas al día para combatir la inflamación de la vesícula.

Infusión de cardo mariano Infusión de cardo mariano - Agencias

5.- Infusión de tilo

En esta lista de remedios naturales para combatir la inflamación de la vesícula no podía faltar la infusión de tilo. Esta tiene grandes propiedades para el organismo y entre ellas resalta su poder antiinflamatorias.
Lo único que debes hacer es mezclar 10 granos de tilo en un litro de agua para preparar una decocción. Te sugerimos beber durante todo el día para que tu vesícula comience a desinflamarse.

 

Infusión de tilo Infusión de tilo - Agencias

Entre los síntomas que presentamos cuando tenemos problemas con este órgano del cuerpo figura un dolor intenso en la parte superior derecha o en el centro del abdomen.
El dolor puede extenderse al hombro derecho o hacia la espalda y puede ir acompañado con palpitaciones en el abdomen. Otros síntomas suelen ser náuseas, vómitos y fiebre.

Más de este tema:

 

Te recomendamos en video: