Amar en silencio es de las formas más dolorosas de romperse el corazón

Un corazón roto siempre va a doler, pero siempre habrá formas más dolorosas de romperlo.

Los amores no correspondidos han sido tan comunes que se han tenido que transformar en arte a lo largo de los años. Los sentimientos son tan profundos que deben canalizarse para comenzar así a sanar las heridas.

Tenemos historias, canciones, películas, libros…. manifestaciones que intentan hacer comprender a la audiencia el dolor de amar sin ser correspondido. Pero esto es una de las experiencias que por más que la describan se debe vivir para entender.

Entre ellas tenemos a amar a una persona, pero en silencio. No sabes si se te va a corresponder o no, pero por el miedo a perder su compañía prefieres callar los sentimientos. Normalmente encontramos este tipo de situaciones en amistades.

corazón roto

El "sacrificio" de reprimir lo que se siente por el bienestar de la amistad es uno de los dolores más comunes que podemos encontrar, y es una de las peores formas en las que tu corazón se puede romper.

Porque no se quiebra de una vez por todas, para así al menos comenzar a sanar; como lo vemos después de una ruptura o hasta de una infidelidad. En las que sabes que tu corazón está tan mal herido que lo único que te queda es aferrarte a la sanación.

No, amar en silencio es mucho más complicado. Es que tu corazón se vaya rompiendo poco a poco sin que te des cuenta, es que cada vez que cruzan mirada se encienda algo en él, pero debas apagar el sentimiento de inmediato.

corazón roto

Te vas rompiendo sin siquiera darte cuenta de ello y eso limita tu posibilidad de sanar. Porque de las pocas cosas claras que se tienen en las impredecibles mentes humanas, es que los sentimientos no se esfuman solamente porque no son bienvenidos.

El enojo, la tristeza, y el amor se quedaran hasta que empieces a trabajar en ellos. Y tampoco quiere decir que por "prestarles atención" se irán de forma inmediata. Es un trabajo diario, constante, pero cuando menos te lo esperes ya habrán sido liberados.

¿Entonces cuál es la solución? Definitivamente no es hacer un sacrificio porque solamente lograrás enfermarte a ti, y no se requieren mártires en las historias de amor o desamor. Lamentablemente son acciones las que deben marcar tu historia.

Es mejor enfrentar el problema de frente, lista para cualquier resultado, que seguir escondiendo el amor que no desaparecerá de tu interior. Y sea cual sea la respuesta, recuerda que al menos lo intentaste y romperse el corazón de esa manera es menos doloroso.