¿Cómo usar el kéfir para bajar de peso?

Aquí te contamos también cómo prepararlo.

De solo ver su apariencia entiendes por qué le llaman yogur de pajaritos. Parece un cúmulo de mínimas palomitas de maíz, pero de leche. El kéfir también llamado yogur búlgaro, yoca, leche kefirada o bulgaros.

Es una leche fermentada rica en bacterias y levaduras probióticas que mejoran la flora intestinal, auxilian en la inmunidad y mejoran el tránsito intestinal, ayudando a mantener la salud de todo tu cuerpo, segun lo explica el portal Tu Saudae.

Prepara este smoothie de aguacate y kiwi para un desayuno rápido, ligero y nutritivo

Cuando no te da tiempo de cocinar, esta es una salida rápida y nutritiva

Hay  kéfir de leche y de agua. Ambos muy recomendados para quienes comienzan un régimen alimenticio para bajar de peso.

Es posible comprar los granos de kéfir por internet, y la leche en algunos supermercados o tiendas de productos naturales.

Pero… ¿cómo usar el kéfir para bajar de peso?

Una ración de 100 gramos de kéfir tiene solo 37 calorías. Se puede utilizar para sustituir la leche o el yogur, ya que ambos tienen más calorías. Además es una excelente opción para quien sufre de estreñimiento.

Kéfir Kéfir - Pinterest

Puedes consumirlo 1 vez al día, en el desayuno o en una merienda, por ejemplo, tal como lo recomienda el sitio web Cuerpo y Mente.

Para que el sabor quede más agradable puede endulzarlo con un poco de miel o añadir frutas como banana o fresa, en forma de batido.

Elimina las ojeras consumiendo estos ricos alimentos

Aunque no lo creas en la dieta diaria también hay soluciones para el oscurecimiento bajo tus ojos.

¿Cómo hacerlo?

La preparación es muy simple siendo semejante a la producción casera de yogur natural. Con 100 gramos de kéfir necesitas un litro de leche de vaca o de cabra.

Modo de preparación

Colocar en un recipiente de vidrio los granos, la leche fresca, pasteurizada o no, descremada, semidescremada o completa. El contenido se deja a temperatura ambiente por 24 horas.

La leche fermentada se debe colar para separar y recuperar los granos que se agregan a más leche fresca, repitiendo el proceso.

El kéfir líquido ya fermentado y colado puede consumirse inmediatamente o puede mantenerse en la nevera para consumo posterior.

Para hacer kéfir de agua la preparación es la misma.

Te recomendamos en video: