Tai Chi, la gimnasia suave con la que bajarás el estrés

Aunque no lo creas, puedes bajar calorías a la par de dominar la concentración y relajación.

Es como practicar los movimientos de las artes marciales en una danza lenta. Por eso, quien mira una práctica Tai Chi jamás imaginaría que esa práctica puede hacerle bajar de peso.

Y si. Sirve para bajar de peso, a decir del portal Deporte Uncomo, como los movimientos son lentos pero continuos y no se para de cambiar de postura, aunque algunas se mantengan un rato, te permite rebajar.

"Con esta práctica se va aumentando el equilibrio, la fuerza y nos sirve para tener más consciencia de todo nuestro cuerpo. Además, permite tener más energía. Pero es especialmente útil para relajarnos, mejorar la concentración y respiración", indica el portal.

Por todas estas ventajas, hay celebridades como Madonna, Uma Thurman, Cindy Crawford o Richard Gere, que se relajan y ponen su cuerpo en marcha al ritmo de estos pausados movimientos.

Si quieres iniciarte en esta práctica asiática ancestral, puedes practicar con este video:

 

Por su ritmo pausado y tranquilo muchos creen que solo está indicado para personas mayores, pero en China es practicada desde la niñez. Por tanto, que se encaje solo para un grupo etario es absurdo.

Esta práctica es cada vez más popular entre los más jóvenes, especialmente las mujeres, por su capacidad de relajar.

Según lo explica el portal Hard Body, los movimientos deben hacerse con las piernas ligeramente flexionadas, lo que ayuda a mantener el tono muscular.

El Tai Chi ayuda a preservar la flexibilidad de las articulaciones sin forzarlas pero, sobre todo, estimula el sistema nervioso central y controla la presión arterial.

Es considerado como una "meditación en movimiento", el Tai Chi es un poderoso arma para combatir el estrés y poner un poco de paz en el frenesí diario, ya que además exige controlar la respiración y entrar en un estado de relajación mental.

La práctica ideal es de 20 minutos diarios, a ser posible al levantarse, y al aire libre, ya que conviene practicarlo en un espacio abierto, vestido con ropa suelta y cómoda y descalzo.

También te recomendamos en video: