El secreto de un vientre plano también está en tu postura

Por muchos abdominales que hagas, la mala postura abulta tu vientre. Corrígela.

Todos saben que la manera de tener un vientre plano es hacer abdominales y una buena dieta. Pero todas esas medidas son inútiles si tu postura corporal al estar de pie, o sentada, no se hacen correctamente. Eso te generará un vientre abultado además problemas lumbares.

Cuatro variantes de sentadillas para renovar tu rutina y no aburrirte

Variar los ejercicios te permitirá motivarte y ser constante en el ejercicio físico.

Uno de los músculos que participan en esta función postural y de sostén es el músculo transverso profundo del abdomen, según lo explica el diario ABC. Como su nombre indica, se encuentra a nivel profundo en la zona del abdomen.

Sus fibras son horizontales y cuando se contrae extiende la columna estabilizando el tronco a la vez que mantiene los órganos en su lugar evitando un vientre abultado.

¿Cómo debe ser nuestra postura?

Pero, y esto es importante, sin una buena colocación de la pelvis respecto al tronco, es decir, si no alineamos correctamente pelvis y columna, este músculo no puede realizar correctamente su función.

posturas que sacan barriga posturas que sacan barriga - Pinterest

Muchas personas sin darse cuenta caminan o están de pie “empujando” la pelvis hacia delante; lo que conlleva un desplazamiento fuera del centro de gravedad de la columna.

La mala postura evita la contención de las vísceras

Esta, a su vez, presenta entonces una curvatura que impide a ese músculo transverso un buen punto de anclaje para así poder realizar su función de contención de las vísceras abdominales . De igual forma, si se lleva la pelvis demasiado atrás.

Lo que resulta es una barriga abombada independientemente de si se trata de una persona delgada o no, o si de hace abdominales o no, además de posibles dolores y problemas de espalda.

Así pues, para conseguir un vientre plano será esencial aprender cómo colocar nuestro cuerpo respecto a su eje de gravedad. Así que haz consciente tu postura, parada, sentada y caminando, y comenzarás a ver cambios en tu vientre y todo tu cuerpo.

Te recomendamos en video: