Padecer ansiedad puede ser una pesadilla pero no es el fin del mundo

No dejes que la ansiedad te consuma

La ansiedad no es una opción y es diferente para todos. Aunque es la condición de salud mental más común, la experiencia de cada persona es única ya que hay tantos factores que pueden desencadenarla. Esto a su vez hace que sea malentendida y que sientas que es una pesadilla de la que no puedes despertar. Pero no es el fin del mundo.

La ansiedad no durará para siempre aunque sientas que cada segundo es una eternidad. Tendrás momentos de felicidad y muchos motivos para sentirte bien así que no dejes que te consuma.

Quizá tu ansiedad te haga sentir en un laberinto sin salida cuando nadie entiende por qué te poner tan nerviosa ir a una fiesta o por qué le das tantas vueltas a algo "sin sentido". Quizá sientas un vacío en el estómago cada vez que te dicen "cómo ser feliz" o "cómo dejar de preocuparte". Quizá te sientas sola e incomprendida y que esa ansiedad hará que dejes de respirar. Pero debes saber que todo estará bien; no es el fin del mundo y vas a salir de esto.

Cuando te invadan esos pensamientos y sensaciones, recuerda que la ansiedad es altamente tratable, que hay una solución y que no estás sola. 

Cuando la ansiedad te haga sentir que es el fin del mundo, visualiza lo lejos que has llegado y que tu lucha ha valido la pena de una u otra manera potque hay mucha gente a la que has hecho feliz por el simple hecho de existir.

La ansiedad no significa que hay algo mal contigo, solo significa que procesas las cosas de manera diferente a los demás. Estar en una batalla constante con tu propia mente es agotador, y eso abrumaría a cualquiera. Todo lo que sientes es muy válido. Lo que experimentas es parte de ti y está bien, no es tu culpa y no te define.

Eres más fuerte de lo que piensas. La ansiedad te hace pensar en las cosas más pequeñas y convertirlas en fatalidades terribles pero si estás aquí hoy es porque has sobrevivido a muchas tempestades. Recuerda que eres capaz de luchar contra todo y sobrevivir. Manténte con la frente en alto y no bajes la guardia. Esto pasará. Eres fuerte y valiente por luchar. A veces solo tienes que superar la incomodidad de la situación y ver que estará bien.

Te recomendamos en video