Mantequilla de maní: Prepárala tú en tu casa

Cocina una deliciosa crema de maní casera

¿Te gusta la mantequilla de maní? Además de ser muy nutritiva y energética (se la recomiendan en pequeñas dosis a los deportistas) la puedes preparar en tu casa en poquísimo tiempo.

mantequilla de maní casera Haz tu propia mantequilla de maní sin aditivos en tu casa. - Instagram

La YouTuber Paulina Cocina, da en su blog la receta.

Ingredientes para un frasco

  • 250gr de maní pelado crudo sin sal (pueden ser crudos, yo prefiero tostarlos personalmente)
  • Una cucharadita de aceite
  • Una cucharadita de azúcar (opcional)
  • Media cucharadita de sal (opcional)

Preparación

  1. Pon los maníes en una sartén a fuego medio durante unos 5 minutos hasta que estén tostados. Revuelve continuamente para que no se quemen (si se queman, la mantequilla de mani quedará amarga). En el caso de que hayan comprado maníes ya tostados, ve  directamente al paso 2.
  2. Ahora agrega el maní tostado en la licuadora o en un recipiente donde puedas usar el mixer/minipimer. Añade una cucharadita de aceite de oliva, también pueden utilizar aceite de girasol u cualquier otro aceite, pero el de oliva además de ser el más sano y nutritivo, le dará un toque especial. Recuerda que es solo una cucharadita ya que luego el maní aportará su aceite natural.
  3. A continuación, si es de tu gusto puedes agregar una cucharadita de azúcar o miel y una pizca de sal. Si es la primera vez que intentas hacer mantequilla de maní casera puedes preparar un poco con miel/azucar y sal y otro poco natural, para luego comparar cual te gustó más.
  4. Después, comienza a licuar. Empieza despacio para romper el maní. Cada tanto ve parando  la licuadora y separa la mezcla con una espátula, para luego seguir licuando. Debes repetir éstos pasos hasta que la mezcla quede totalmente cremosa. Ésta consistencia de crema de maní se la va a dar el propio aceite del maní, que además, como dijimos, es muy sano.
  5. Por último, te toca enfrascar.

Ya tienes lista tu mantequilla de maní. La puedes agregar a sandwiches, tostas, e incluso mezclarla con mermelada y miel. ¡A disfrutar!

 

No te pierdas el video en