Estar rodeada de árboles podría alargar tu vida, según expertos

¡Necesitamos espacios con más árboles!

Los árboles son seres vivos majestuosos. Son una de las principales razones por las que hay vida en este planeta y a veces lo damos por sentado. Pero con la creciente tala de estos para hacer crecer las ciudades, hemos llegado a un alarmante punto en el que podríamos quedarnos sin ellos.

Si vives en una zona rodeada de árboles y verlos desde tu ventana o tienes la oportunidad de caminar entre ellos, debes saber que eres muy afortunada.

Estar cerca de árboles es una verdadera bendición. Sus troncos, sus ramas, sus hojas y hasta frutos mejoran nuestra vida de muchas formas. No sólo por el hecho de que nos traen oxígeno sino porque su presencia nos hace más felices.

Los árboles nos ayudan a sentirnos menos estresados ​​y más restaurados

En un estudio reciente por la Universidad de Wisconsin, 585 participantes japoneses adultos jóvenes informaron sobre su estado de ánimo después de caminar durante 15 minutos, ya sea en un entorno urbano o en un bosque. En todos los casos, los participantes que caminaban por un bosque experimentaron menos ansiedad, hostilidad, fatiga, confusión y síntomas depresivos, y más energía, en comparación con caminar en un entorno urbano. Los resultados fueron aún más fuertes para las personas que estaban más ansiosas al principio.

Varios expertos afirman que hay que practicar más el llamado "baño de bosque", que consiste en pasar tiempo deliberadamente entre los árboles, de modo que liberemos la tensión y las preocupaciones del día.

TAMBIÉN LEE: Contemplar el mar activa un estado de felicidad en tu cerebro

Los árboles nos ayudan a respirar mejor

Ellos se encargan de eliminar las impurezas del aire que pueden causar enfermedades respiratorias.

Con tan sólo tener la oportunidad de ver árboles desde tu ventana, ya tienes grandes beneficios para tu salud mental. El follaje verde de los árboles cambia tu estado de ánimo significativamente a uno mejor, genera más emociones positivas, te da una dosis de energía y te ayuda a sentir que estás haciendo mejores cosas.

Vivir cerca de los árboles te ayudará a recuperarte más rápido

Tu sistema inmunológico se ve beneficiado por ellos. Si estás recuperándote de una enfermedad u operación, trata de estar en una habitación con vista a un árbol. ¡En serio! Esto se comprobó observando la capacidad de recuperación de pacientes de un hospital de Pensilvania que habían tenido operaciones recientes de vesícula biliar se recuperaron más rápido cuando sus habitaciones tenían vista a los árboles que aquellos que solo miraban un edificio. Aunque la investigación data de los años 70 y 80 por el médico Roger Ulrich, no cambia demasiado ya que los beneficios de los árboles en nuestra vida siguen siendo los mismos. Contemplar árboles es un mejor estímulo que contemplar una pared de ladrillos, ¿no?

TAMBIÉN LEE: Las personas que tienen perros adoptados saben valorar las cosas pequeñas de la vida

Vivir cerca de árboles puede ayudarte a dormir mejor

A muchos expertos en salud les preocupa que la falta de sueño provoque obesidad, mala salud e incluso muerte prematura. La profesora Diana Grigsby-Toussaint de la Universidad de Illinois ha dirigido un estudio de investigación sobre árboles y salud en el que se utilizaron daros de 250.000 personas. Se encontró que quienes vivían cerca de áreas verdes dormían mejor, especialmente si tenían más de 65 años. ¡Sin duda, dormir mejor es una de las claves para alargar tu vida!

Te recomendamos en video