Caminar rápido puede ayudarte a tonificar piernas y glúteos. Descubre cómo

Caminar a buen ritmo es muy efectivo para reducir celulitis y flacidez.

Muchos subestiman el poder de caminar como ejercicio físico. Otros consideran que se trata de una actividad útil solo para bajar de peso en aquellos que dan los primeros pasos de una vida fitness. Pero resulta que caminar a buen ritmo es muy efectivo para tonificar piernas glúteos y abdomen.

Tan efectivo es el caminar rápido que también es considerado otra manera de hacer deporte llamada Power Walking, según lo explica el portal Runners World donde no es explican que para trabajar esas áreas del cuerpo tenemos que someter a nuestro cuerpo a cierto grado de esfuerzo e intensidad.

Tres rutinas de baile con las que amarás hacer ejercicio

El baile quema calorías en una hora y mejora el ánimo, no dejes de hacerlo en casa.

Un paseo suave no nos va a aportar grandes beneficios. Tendremos que ir jugando con variantes como la velocidad y el ritmo para que Power Walking de excelentes resultados para bajar de peso y fortalecer esas áreas del cuerpo.

¿Cómo lograrlo?

Caminar Las postura del pie debe ser la correcta: Punta - talón. - Pinterest
  • Dedica mínimo entre 45 minutos y una hora diarios.
  • Los primeros entrenamientos deben rondar el 60% de tu frecuencia cardiaca máxima. En días posteriores podrás ir aumentando. Para medir tu velocidad máximo eleva el ritmo hasta no poder mantener una conversación con otra persona.
  • Evita los caminos completamente llanos. Para estimular la musculatura incluye pequeñas pendientes durante el recorrido.
  • Practica la técnica punta-talón. Debes caminar con la planta del pie completamente apoyada. Comienza por el talón y sin elevar la punta, como cuando subes unas escaleras.
  • Brazos con el codo doblado en 90º. Pero sin hacer fuerza ni elevar los hombros, puesto que sobrecargaremos la musculatura de la zona de la clavícula y del cuello innecesariamente. Mirar al frente y haz que tus brazos acompañen el ritmo de las piernas. Si los colocamos en cualquier posición, nos cansaremos y hasta podemos dañarnos los hombros.
  • La postura perfecta es neutra. Con la espalda recta, el abdomen contraído.

Te recomendamos en video: