En vez de querer tener pareja, prepárate para ser pareja

Libérate de las presiones sociales y primero ámate a ti misma.

Es demasiado frecuente en la mayoría de las sociedades creer que la realización personal está en crear un vínculo afectivo con alguien. Si permanecemos solteros, algo anda mal.

Familia y amigos, bajo el amparo de las mejores intenciones para tí", te piden que busques parea con apremio porque la soledad (dicen) es mala y perjudica. En consecuencia, encontramos a más de una desesperada y desesperados por tener pareja. 

El amor a los animales te ayuda a valorar y ver lo mejor de la vida

Aunque no lo digan, los animales nos dan una gran lección de vida

 

Según lo explican expertos en psicología citados por el diario ABC,

"Si quieres tener pareja, trabaja en tu interior para encontrar tu propio tono y manera para ser compañero o compañera, y lo demás se dará por añadidura", indica el portal.

A decir del psicólogo Xavier Molina, Citado en el portal Psicología y mente, trabajar en el interior es en gran medida, trabajar en aprender a querernos a nosotros mismos y eso nos va a reportar una mayor capacidad para amar a otras personas.

¿Cómo lograr ese amor propio para tener una buena relación de pareja?

Felicidad Felicidad - Pixabay
  1. Identifica qué es lo que te hace feliz en la vida, más allá de tener pareja. La felicidad no está fuera, está dentro de ti. Y es diferente para cada quien. Pregúntate qué te hace feliz y trabaja por conseguirlo. Por ejemplo: Si amas tomar fotos, busca la forma de aprender a hacerlo cada vez mejor y busca una ocupación en esa área que te llene de alegría. Desarrolla todo tu potencial.
  2. Pierde el miedo. Cuando estamos preparados para asumir quiénes somos conseguimos amarnos a nosotros mismos. Entonces nos liberamos de la presión por fracasar, y es cuando se produce el máximo desarrollo personal de nuestras habilidades y capacidades.
  3. Libérate: tu vida es tuya. Amarse a uno mismo es también liberarse de ciertos condicionamientos y expectativas que tienen de nosotros. Hacerte feliz no es hacer feliz a los demás.
  4. Quéjate menos y disfruta más. La felicidad puede estar en el abrazo de un niño, en pequeños detalles.
  5. Arriésgate a vivir experiencias únicas. Ver pasar los días sin salir de la rutina es una de las maneras de tener una autoestima nefasta. Arriesgar implica liberarse de muchos temores que acarreamos. Este punto es imprescindible para que nuestra fuerza interior despierte de una vez por todas.