Prueba estos remedios caseros para calmar la tos

Muy fáciles de hacer

Una tos persistente puede ser algo muy molesto. Un dolor de cabeza o dolor de garganta pueden venir como efectos secundarios, por lo que hay que tener a mano remedios caseros para poder calmarla.

En esta cuarentena por el coronavirus, es bueno tener en casa como aliviar algunos síntomas, para no salir a una farmacia.

Remedios caseros para calmar la tos

Té de miel

Un remedio casero popular para la tos es mezclar miel con agua tibia.

Según algunas investigaciones, la miel puede aliviar la tos. Un estudio sobre tratamientos para la tos nocturna en niños comparó la miel oscura con el medicamento dextrometorfano para la tos y sin tratamiento.

Para usar miel para tratar la tos, mezcle 2 cucharaditas (cucharaditas) con agua tibia o un té de hierbas. Bebe esta mezcla una o dos veces al día.

Jengibre

El jengibre puede aliviar la tos seca o asmática, ya que tiene propiedades antiinflamatorias. También puede aliviar las náuseas y el dolor.

Licuado de mango y curubas, un remedio casero contra el estrés

Además de disminuir el estrés, el zumo también mejora el sueño y reduce la ansiedad.

 

Prepara un té de jengibre relajante agregando 20–40 gramos (g) de rodajas de jengibre fresco a una taza de agua caliente. Dejar reposar unos minutos antes de beber. Agrega miel o jugo de limón para mejorar el sabor y calmar aún más la tos.

Gárgaras de agua salada

Este remedio simple es uno de los más efectivos para tratar el dolor de garganta y la tos húmeda. El agua salada reduce la flema y la mucosidad en la parte posterior de la garganta, lo que puede disminuir la necesidad de toser.

Mezcla media cucharadita de sal en una taza de agua tibia hasta que se disuelva. Deja que la solución se enfríe un poco antes de usarla para hacer gárgaras.

Te recomendamos en video