logo
Wellness 14/02/2020

Un ritual del Feng Shui para atraer a tu pareja ideal

Los patos mandarines son un símbolo muy utilizado en la aplicación del Feng Shui clásico, ya que estos ayudan a promover una mejor y más sana relación de pareja.

Por Fascia Ulloa Durán

Existen muchos cuentos al respecto de la unión y nobleza de los patos mandarines en toda Asia, siendo de los más bellos del mundo. Siempre nadan en pareja y rara vez se mezclan con otros.

En Asia, los patos mandarines son considerados animales portadores de buena fortuna, amor y unión; es tal así, que en países como China y Japón, existe la tendencia de regalar una pareja de estos patos como regalo principal en las bodas, junto con un lingote y guaje de la prosperidad.

Dentro del Feng Shui se sugiere que éstos se coloquen en el SO (suroeste) de un espacio, y formar un altar con los protectores de acuerdo a las características principales de la pareja que busca armonizar aún más su relación con estos hermosos activadores.

Personas solteras, que quieran sentirse acompañadas y encontrar un novio(a) pueden sacar partido de su poder, pero también pueden usarla personas comprometidas con el objetivo de mejorar la relación amorosa, mantenerla unida y con buenas energías.

Cuando estas por comprometerte o estas buscando pareja, usa los patos mandarines para potenciar la zona de las relaciones en tu dormitorio, ya que éste es nuestro más íntimo y sagrado espacio dentro del hogar.

Es muy importante mantener siempre una pareja de patos mandarines en casa y no sólo uno, esto podría ser contraproducente, ya que la leyenda dice que los patos mandarines al quedar solos mueren de tristeza.

Si tienes tus patos, escribe tu nombre y el de tu pareja sobre la base de cada uno de ellos y colócalos sobre artículos que representen el elemento agua para mover aún más la energía.

Son considerados un símbolo del afecto conyugal, de la fidelidad, el compromiso y el amor. Existe un viejo proverbio oriental que al referirse a dos enamorados dice “son como dos patos mandarines jugando en el agua”.

Si estás soltera: