Conoce los beneficios para nuestra salud mental y física de tener una mascota cerca

Benefician nuestra salud mental, ayudan a controlar las emociones y aumentan la autoestima.

 

¿Sabías que tu perro, además de hacerte compañía, tiene la misión de apoyarte en los momentos más difíciles de tu vida? Estudios aseguran que son criaturas que se dejan llevar por el amor, el afecto y el cuidado e, incluso, mantener uno cerca tendría beneficios para nuestra salud mental.

Cuando llega un perro a nuestra vida no es por casualidad. Son seres muy especiales que fungen de grandes guardianes de la familia y se transforman en un miembro más. Según creencias ancestrales, son guías de luz encarnadas, y muchos de ellos llegan para cancelar algún karma familiar o uno personal.

Los antiguos griegos pensaban en ellos como genios, como “poseedores de cierto espíritu elevado”. Platón se refirió al perro como un “amante del aprendizaje” y una “bestia digna de admiración”. Muchos otros filósofos de su época amaban la simplicidad de su vida y alentaban a los seres humanos a emularla.

Se cree, además, que son protectores de la energía, que absorben las vibraciones que no están en equilibrio y, a través de nuestro afecto, les ayudamos a deshacerse de lo malo que absorben. Disfrutan de una sensibilidad tan alta que les permite percibir y observar más de lo que podemos imaginar, son capaces de ver otras dimensiones o niveles de conciencia para alertarnos del peligro.

Nicole Block revela las claves de su desayuno saludable

La actriz, que acaba de estrenar un nuevo look, comparte sus trucos para mantener su pelo sano.  

Hoy, existen terapias con mascotas, avaladas por la ciencia, las cuales se utilizan para traer bienestar a quienes sufren. El simple movimiento de la cola puede hacer sonreír a un extraño. Esto ayuda a aumentar sus vibraciones, un factor muy importante para la recuperación o la estabilidad emocional.

Un reciente estudio de la Universidad de Liverpool, de Reino Unido, concluyó que las mascotas benefician nuestra salud mental. Las conclusiones de la investigación, reseñadas por el Medical News Today, fueron arrojadas luego de analizar nueve bases de datos médicos de unos 8.000 artículos.

La muestra abarcó pacientes con alguna afección mental grave, cuadros asociados a un problema de salud física o algún trastorno del desarrollo. Se concluyó que las mascotas ayudaron a controlar sus emociones y los distrajeron de los síntomas. “Dieron aceptación sin juzgar, brindando apoyo incondicional, que los participantes a menudo no recibían de otras relaciones familiares o sociales”, argumenta la doctora Helen Louise Brooks, de la Universidad de Liverpool.

Varios pacientes manifestaron que estos pequeños seres los llevaban a mantenerse en contacto con el exterior y a realizar ejercicios. Especialmente los perros, que producen una mayor interacción social y el fortalecimiento de los lazos con otras personas. Además, vivir con animales les permitió desarrollar un fuerte sentido de “identidad, autoestima y significado existencial”.

Te recomendamos en video