La columna de la sicóloga Patricia Lecaros: "SabidurÍa japonesa para un año feliz"

Si uno quiere conseguir resultados diferentes, debe intentar estrategias diferentes. La invitación es a conocer algunos conceptos de la cultura japonesa que nos pueden ayudar a alcanzar nuevos logros.

1.- Encontrar el sentido a la vida

De acuerdo a la cultura japonesa, el “ikigai” es el propósito que nos mueve en la vida, que nos energiza y nos da placer. Es la intersección  entre lo que amamos, para lo que somos buenos, y para lo que el mundo nos necesita y por lo que el mundo nos puede “pagar”. Este propósito no es fijo. “Puede variar con los años”, señala el antropólogo Gordon Matthew en su libro What makes life worth living -qué hace que la vida valga la pena-. Tras el término “Ikigai”, hay preguntas que conviene hacerse de vez en cuando: ¿Qué es lo que amo?, ¿qué es lo que sé hacer bien?, ¿qué es lo que el mundo necesita?, ¿por qué debería recibir un pago?

2.- Avanzar paso a paso (Kaizen)

Luego de encontrar tu “ikigai”, te propongo tomar la idea japonesa del “kaizen”. “Kaizen” es el gran sueño. La invitación es a dividirlo en etapas y a comenzar por la primera. La constancia de los pequeños pasos te permitirá lograr resultados inimaginables. El doctor Robert Maurer, autor del libro Un pequeño paso puede cambiar tu vida: el método kaizen, aplicó el concepto del “kaizen” al tratamiento con sus pacientes diabéticos y consiguió gran éxito. Uno podría partir preguntándose: ¿qué pequeño movimiento puedo realizar para estar un poco más cerca del propósito que estoy persiguiendo?

3.- Ser feliz en el día a día: “Seikatsu”

Puede ser disfrutando un té, una caminata o dándose el tiempo para cerrar los ojos y sentir el aire entrar por nuestra nariz. La atención debe estar en lo que estamos haciendo, una cosa a la vez, contrariamente a como se cree debemos vivir. El modo “multitasking” (hacer varias cosas simultáneamente) está lejos de ser saludable. Sólo nos estresa. El modo “seikatsu” también incluye la idea de “no sumisión”. De acuerdo a su planteamiento, para lograr esa felicidad debe haber libertad.

La sabiduría ancestral de Oriente nos invita a vivir el día a día buscando la felicidad en la simpleza. También nos enseña a dar los pasos necesarios para avanzar lenta y libremente hacia nuestros propósitos. Te propongo hacer una lista de los momentos en el día que te aportan relajo y alegría. ¿Cómo te sientes ante la idea de probar estos cambios de actitud?

Te recomendamos en video