¿Sabías que no es lo mismo fantasía sexual que deseo sexual?

Aunque los dos forman parte de su nuestro imaginario erótico, cada uno tiene su función y su valor en la vida sexual de hombres y mujeres.

Estamos seguros que en más de una ocasión has pensado que una fantasía sexual es exactamente igual a un deseo sexual. Pueden sonar a lo mismo, pero cada uno tiene distinto significado y simbología en el imaginario erótico humano. 

Te puede interesar

¿El polémico, Angello Barahona abandonaría En Contacto?

La ausencia del presentador en el programa habría iniciado una polémica en redes sociales, acerca de la posible salida de Ecuavisa.

Aunque para muchas personas la terminología sexual es un tema que no llega a tener mayor interés, la realidad es que conocer más sobre ellos te ayudará a experimentar cosas nuevas y a tener una mejor técnica con tu pareja.

Con esto incluso podrás darle mejores placeres a tu cerebro al momento de fantasear con ese hombre o con esa mujer que te quita el sueño todas las noches. Y puede convertirse en un reto entre parejas e incrementar los juegos sexuales. 

Fantasías sexuales

¿Cuál es la diferencia entre fantasía sexual y deseo sexual?

Según el médico experto en sexualidad, Fernando Serrano, con mucha frecuencia se cree que estos dos términos se refieren a lo mismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que son dos cosas diferentes, sobre todo al referirnos a su naturaleza.

"…aunque ambas pertenezcan al mismo imaginario erótico del ser humano, son diferentes en su naturaleza, y si bien pueden retroalimentarse (…) Por lo general la mayoría de las fantasías, serán solo eso, pensamientos idealistas que se crean para jamás ser realizados. Aunque esto no siempre se cumple, muchas veces fantaseamos tanto con algo que lo terminamos transformando en deseo, y finalmente lo llevamos a cabo".

Fantasias sexuales

Es decir, que una fantasía sexual puede llegar a convertirse en un deseo sexual. Es el siguiente nivel, de un ideal, ya que muchas veces estos pueden hacerse efectivos. Y según Serrano, estas fantasías pueden ser los impulsos para aumentar el deseo entre personas. 

Fantasías sexuales

Retroalimentación entre fantasías y deseos

Lo interesante de este tema, es que uno está compaginado con otro, aunque no siempre se concretan. Es por esto que se ubica en nuestro imaginario, y al ponerlo en práctica en una relación sexual podría hacerte experimentar una cosas inimaginables. 

En el que juega tu mente, tus fantasías y tus deseos. Eliminando cualquier tipo de limitante bajo las sábanas.

"Se dice que la fantasía se creo para no ser realizada, pero, no siempre ocurre así…" Dr. Fernando Serrano. 

Ahora que ya lo sabes, ¿te atreves a convertir tus fantasías en deseos sexuales y hacer de las experiencias con tu pareja un nuevo reto?

Relacionado