¿Qué hacer en caso de mordedura de araña?

El jefe de la Unidad de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes, nos cuenta qué hacer

Si en la casa aparece una araña de color café pardo, con un cuerpo que mide aproximadamente 1 centímetro de largo y sus patas de 8 a 45 mm, y que se destaca por ser muy rápida, puede tratarse de una araña de rincón o loxosceles laeta, una de las más peligrosas y venenosas de Chile.

Este arácnido habita en zonas rurales y urbanas y su nombre se debe a que arranca de la luz y el ruido, por lo que prefiere esconderse en rincones, ropa colgada, detrás de cuadros y muebles, especialmente en lugares donde no se ha limpiado o removido objetos por mucho tiempo. Durante la primavera y el verano se le ve más y está más activa porque es el periodo de reproducción, pero puede estar presente todo el año.

Es tímida, no es agresiva y la mordedura suele producirse de forma accidental, cuando la araña es presionada contra la piel. “Esta mordedura es muy dolorosa y su característica principal es que alrededor se dibuja algo así como una diana con borde de color grisáceo mientras que al centro se ve violáceo. Con los días se va oscureciendo por necrosis”, explica el jefe de la Unidad de Urgencia de Clínica Universidad de los Andes, Carlos Rivera.

El cuadro de síntomas que produce la mordedura de araña de rincón se llama loxoscelismo y puede ser de dos tipos:

– Loxoscelismo cutáneo: solo produce una reacción cutánea, con enrojecimiento e inflamación de la zona. Puede ser complicado, pero no mortal.

– Loxoscelismo cutáneo visceral: ocurre en no más del 10% de los casos. Entre 12 a 24 horas después de la mordedura, aparece malestar general (fiebre, náuseas, dolores musculares, anemia, vómitos) y la orina se oscurece porque la toxina destruye glóbulos rojos. Se trata de un cuadro grave que requiere atención médica urgente.

El Dr. Rivera asegura que, en caso de mordedura, lo primero que hay que hacer es poner hielo sobre la zona afectada porque el frío inactiva el veneno y retarda o evita la aparición de los síntomas. Luego, acudir a un servicio de urgencia. Además, en lo posible, capturar, fotografiar o filmar a la araña para permitir su identificación.

Para evitar la mordedura de la araña de rincón se recomienda:

– Sacudir y revisar la ropa antes de vestirse.

– Sacudir las toallas antes de usarlas.

– Separar las camas y otros muebles de los muros.

– Sellar con silicona las ranuras de puertas y ventanas.

– Realizar aseo prolijo en el hogar, especialmente en lugares con poca luz, como clósets, muebles y bodegas.