Wellness

Estar soltera en Navidad no tiene que ser una maldición

No estás condenada por estar soltera en la temporada de fiesta

La temporada navideña está llena de fiesta, regalos y tradiciones maravillosas sin embargo, en medio de toda la alegría, puede venir un golpe duro de realidad en el que te das cuenta que no tienes a quién llevar a las cenas familiares o a quién besar bajo el muérdago.

A muchas personas puede resultarles especialmente difícil no tener pareja durante las fiestas pero te diré algo, si es tu caso, no debes verlo como una maldición. Basta de creer que la soltería es algo malo, que eres infeliz y que arruina todas las festividades. Basta de los estigmas sociales que nos obligan a creer que necesitamos de una pareja para sentirnos plenas.

Quizá has estado soltera un largo tiempo, quizá acabas de terminar una relación; quizá estás harta de ser a la que siempre le preguntan «¿para cuándo el novio?» en las cenas familiares pero si comienzas a dejar de ver tu estatus como una condena, te darás cuenta de lo feliz que puedes ser por tu cuenta.

Es natural sentirte sola y tal vez un poco incómoda entre las parejas que te rodean, pero trata de no obsesionarte o concentrarte demasiado en ello. Ni estar soltera es una maldición ni estar en una relación una bendición. Así que no te dejes llevar por lo que dicen,

Es hora de cambiar las reglas y escribir una nueva historia en donde la gratitud por lo que viviste, por tu presente y  tus metas futuras sean tu motor. Es un momento para enfocarte en las personas que hoy te aman incondicionalmente. El amor romántico llegará cuando tenga que hacerlo.

Tus amigos, tu familia, tu salud o incluso tu trabajo te han dado muchas cosas por las cuales estar agradecida.  Si sigues centrándote en lo que te falta, sólo evocarás sentimientos negativos y terminarás agotada. Disfruta de tu libertad y confía que ahora estás donde estás por una razón. No hagas caso a quienes te cuestionan por tu soltería. Enamórate de la vida que tienes ahora y te aseguro que serás la más feliz en la mesa.

Esta temporada navideña date el regalo de la aceptación. Acepta quién eres y dónde estás en tu viaje por la vida. Concéntrate en todo y en todos los que amas en tu vida. Y quién sabe, cuando menos lo esperes, puedes conocer a alguien debajo del muérdagoo cuando las campanadas toquen a la medianoche del Año Nuevo.

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos