Dormir profundamente puede ayudar a tratar la ansiedad, afirma estudio

El descanso es indispensable.

Dormir tiene muchos beneficios para la salud, relaja a las personas, permite que su cuerpo y su cerebro descansen, reponiéndose para el día siguiente. Pero también podría ser clave para ayudar a tratar la ansiedad.

Diversos estudios han vinculado la falta de sueño y la ansiedad y ahora, un nuevo estudio fortalece este vínculo, asegurando que una noche de insomnio puede aumentar la ansiedad en un 30%, reseñó Medical News Today.

Los resultados del estudio evidencian que dormir profundamente es una terapia natural para combatir la ansiedad. Estas conclusiones salieron publicadas en la revista Nature Human Behaviour y el autor principal es Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología en la Universidad de California.

Dormir profundamente ayuda a combatir la ansiedad

El profesor Walker y sus colegas se propusieron examinar los efectos de varias etapas del sueño sobre la ansiedad en 18 participantes. Los investigadores les pidieron a estas personas que vieran videos emocionalmente inquietantes después de una noche completa de sueño y después de una noche de insomnio.

Después de cada visita, los participantes completaron un cuestionario de ansiedad estándar llamado inventario de ansiedad por rasgos de estado.

7 cosas que suceden cuando padeces ansiedad social

Tener ansiedad social no significa ser "tímida" o "amargada"

"Los científicos utilizaron resonancia magnética funcional y polisomnografía para escanear los cerebros de los participantes dormidos para identificar las etapas del sueño. Los escáneres cerebrales mostraron que un área cerebral llamada corteza prefrontal medial se desactivó después de una noche de insomnio. Estudios anteriores han sugerido que esta área del cerebro atenúa la ansiedad y el estrés", reseñó el artículo médico.

Los escaneos también revelaron una actividad cerebral excesiva en otras regiones asociadas con el procesamiento de las emociones. Una noche de insomnio aumentó los niveles de ansiedad hasta en un 30%, informan los autores.

ansiedad

"Sin dormir", explican, "es casi como si el cerebro estuviera demasiado pesado en el pedal del acelerador emocional, sin suficiente freno".

Además, el estudio encontró que los niveles de ansiedad cayeron en picado después de una noche completa de sueño y que esta reducción fue aún más significativa en las personas que pasaron más tiempo en la etapa profunda, de onda lenta y no REM.

Te recomendamos en video: