Los cuatro pilares de nuestro estilo de vida que nos impiden perder peso

Entender la raíz de nuestros problemas de salud o malestares físicos, es fundamental para resolverlos.

Sigue a Matías aquí: @matias­_health_coach / www.kinucoaching.com

Actualmente estamos inundados de información acerca del origen de nuestros problemas de salud y porqué no logramos sentirnos al 100%. Una respuesta puede tener que ver con nuestra alimentación, hay quienes culpan a los carbohidratos y aseguran que, si los eliminas, resolverás todos tus males. Hay otros que aseguran que tu problema reside en la Microbiota intestinal y su relación con los azúcares fermentables que pueden causar gases y distensión abdominal.

Todas estas opciones pueden ser un aporte en resolver nuestros malestares, pero en la gran mayoría de las ocasiones, no es posible mantenerlas en el tiempo, porque además de ser restrictivas, no atacan la causa de raíz del problema. Por lo tanto, este volverá a surgir, una y otra vez.

Entender la raíz de nuestros problemas de salud o malestares físicos, es fundamental para resolverlos.

Como pista, se estima que el 71% de las muertes en el mundo son causadas por enfermedades no contagiosas. Es decir, por circunstancias que tienen relación a nuestro estilo de vida y, en efecto, con la alimentación.

Hay aspectos de tu vida que necesitas transformar que son muy fáciles de identificar, como por ejemplo tu peso actual. Si estás descontento con tu peso, este factor saltará a la vista como una variable que requiere atención. Sin embargo, hay otros aspectos de tu vida que son importantes de considerar y que podrían estar influyendo enormemente en cómo llevas tu alimentación, pero que son mucho más sutiles y, por lo tanto, más difíciles de identificar. Estos ámbitos están relacionados, de manera usual, con los 4 pilares del estilo de vida.

Los 4 pilares de nuestro estilo de vida tienen una enorme capacidad de generarnos satisfacción o insatisfacción. Cuando están en balance, tendemos a llevar una vida equilibrada en todos sus aspectos, incluyendo la alimentación. Pero cuando alguno de los pilares está insatisfecho, tendemos a compensar esa insatisfacción con elementos que nos generan placer. Y, como desde pequeños nos han condicionado a resolver nuestros problemas con comida; de adultos recurrimos a productos con sabor a alimento cargados de azúcar, harina, sal y grasa para compensar insatisfacciones que causan estrés y ansiedad, y terminamos desencadenando una serie de eventos que nos llevan al sobrepeso, colon irritable, fibromialgia y un sin fin de malestares sin origen específico.

Los cuatro pilares del estilo de vida incluyen:

 

  1. Profesión u ocupación: pasamos al menos 1/3 de nuestra vida adulta en el trabajo. Y si este aspecto tan importante, te genera estrés en lugar de satisfacción, lo más probable es que cuando llegues a casa, después de un largo día de trabajo, se te antoje comer, pizza, helado o alguna opción poco saludable.
  2. Relaciones interpersonales: relaciones de pareja y familia basadas en el amor verdadero, así como amistades profundas, nos llevan a sentirnos plenos y satisfechos. Pero cuando elegimos nuestro círculo social a partir de la conveniencia y estatus o, hemos sufrido algún evento familiar que ha marcado nuestra vida, tendemos a desarrollar comportamientos vacíos como el exceso de comida y alcohol.
  3. Movimiento: estamos diseñados para movernos. Por al menos el 99% de nuestra evolución, fuimos cazadores y recolectores, en donde nos movíamos por varias horas del día. Nuestra vida sedentaria actual, nos lleva a generar problemas que van mucho más allá del sobrepeso.
  4. Propósito en la vida y espiritualidad ¿Qué es lo que nos alimenta el alma? ¿Qué te lleva a levantarte todos los días y continuar? Espiritualidad no necesariamente significa religión. Puede ser un acto creativo, como la música, o prácticas como la meditación.

 

Recientemente, una persona que realizó mi programa 28 días sin azúcar me comentó que, a partir de la evaluación de los 4 pilares de su estilo de vida, logró entender su adicción al azúcar y carbohidratos refinados que le impedía bajar de peso.

Su problema se originó cuando, siendo una pequeña niña, sus padres se separaron. Esta triste situación, la llevó a sentirse poco querida y a utilizar el azúcar como un mecanismo de compensación. Por esta razón, se le hacía imposible bajar de peso de manera permanente, pues las dietas, no resolvían la raíz de su problema.

Mientras los 4 pilares estén en balance, menos dependeremos de la comida y otros estimulantes para sentirnos bien. Y, por el contrario, cuanto más nos llenemos de productos con sabor alimento cargados de azúcar, menos espacio dejaremos para los alimentos del alma, que son nuestra verdadera fuente de nutrición.

Es importante determinar aquellas áreas de nuestra vida que requieren mayor atención de nuestra parte y, trabajar en un plan de acción que nos permita mejorar el nivel de satisfacción donde sea requerido. De esta manera, podrás apoyarte en estrategias tales como restablecer tu Microbiota intestinal o bajar de peso con una dieta Low carb High fat, sabiendo que son un mecanismo para alcanzar la salud y no el objetivo en sí mismo.

Te recomendamos en video