Estudio revela que los olores y sonidos nos hacen sentir más delgadas o gorditas

Tres universidades comprobaron su impacto.

La idea que tenemos de nosotras mismas, es decir, nuestra autopercepción muchas veces está determinada por factores externos. Un estudio revela que los olores y sonidos tienen un impacto en cómo nos vemos: si nos sentimos delgadas o con kilitos de más.

Científicos de la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad de Sussex y el University College of London estudiaron el efecto de los estímulos olfativos, al observar una posible mejora de un efecto auditivo conocido la percepción de la imagen corporal.

Prefiere el limón

“Las personas se sienten más delgadas y ligeras cuando se les expone a aroma de limón, y más gruesas y pesadas cuando huelen aroma de vainilla”, aseguran los investigadores en su informe. Advierten que las distorsiones sobre nuestra imagen corporal “pueden conducir a un detrimento en la salud física y emocional”.

Ana Tajadura-Jiménez, profesora de la Universidad Carlos III de Madrid y autora del estudio, explica que “las investigaciones en neurociencia cognitiva han demostrado que se puede cambiar la percepción del cuerpo de las personas mediante estimulación visual, táctil, propioceptiva y de forma auditiva”.

Sonidos felices

Otro aspecto que este estudio revela es el impacto de los estímulos sonoros en nuestra imagen corporal. “Al aumentar las altas frecuencias, las personas se sienten más ligeras, más felices, caminan de forma más activa y les resulta más fácil realizar ejercicio”, aseguró Tajadura-Jiménez.

Este descubrimiento abre las puertas a nuevas terapias para más “efectivas para personas con trastornos de la percepción corporal, como experiencias de realidad virtual o el desarrollo de ropa interactiva o tecnología portátil que mejoren la autoconfianza de las personas y recalibren los sentimientos distorsionados del peso corporal”.

La depresión está asociada a más de 20 enfermedades, según un estudio

Las personas que viven con enfermedades mentales graves, como la depresión, tienen tasas mucho más altas de enfermedades físicas.

Te recomendamos en video