Qué es el herpes labial y cómo tratarlo

Existen algunos tratamientos para el herpes labial que pueden acelerar el proceso de curación.

El herpes labial es una enfermad común y generalmente es causado por un virus o cepa también responsable de las ampollas genitales.

No hay duda de que el herpes labial es muy incómodo. Por sí solo, desaparece en dos o cuatro semanas. Lo que más molesta es que las ampollas son rojas y rezuman y forman costras.

Un aspecto sobre el herpes labial es que a menudo te dan una pista a través de síntomas como hormigueo, picazón, inflamación o dolor donde está a punto de aparecer la ampolla de fiebre. Los médicos llaman a esto la “etapa prodrómica”.

Afortunadamente, existen algunos tratamientos para el herpes labial que pueden acelerar el proceso de curación, especialmente si se contrae el herpes labial temprano.

Te presentamos algunos consejos para evitar y tratar la aparición del herpes labial:

– Existen unos desencadenantes clásicos: exposición a la luz solar, estrés, estrés físico, enfermedad con un resfriado común o fiebre, lesiones leves o grietas en los labios y uso de esteroides.

– La mejor manera de tratar el herpes labial es comenzar el tratamiento temprano, en esa etapa prodrómica, con un medicamento antiviral oral recetado como valaciclovir.

– Igualmente, una crema esteroide tópica (como la cortisona) puede ayudar a reducir la inflamación asociada con las llagas, lo que puede hacer que el dolor, el enrojecimiento y la irritación se sientan un poco mejor.

– Puedes reduce la hinchazón y la irritación con una toalla fría y húmeda. La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda usar una compresa fría durante 5 a 10 minutos varias veces al día mientras esperas que sanen las ampollas.

– Evita alimentos particularmente ácidos como los tomates y las naranjas también ayuda a mantener la irritación al mínimo.

– Si bien no eliminará el herpes labial durante la noche, se ha descubierto que el aloe vera reduce el dolor asociado con el herpes labial. También contiene vitaminas A, C y E, que pueden ayudar a acelerar el proceso de curación.

Aguantar las ganas de orinar puede causar infecciones urinarias y cálculos renales

Tanto en mujeres como en hombres una infección urinaria debe ser tratada a tiempo pues puede desencadenar una serie de complicaciones.

Te recomendamos en video: