Estos son los síntomas del ácido úrico alto

No ignores las señales de ácido úrico alto.

Algo no anda bien en tu organismo cuando tienes altos los niveles de ácido úrico en la sangre y por eso debes estar muy pendiente de hacerte un chequeo periódico en este sentido.

Se trata de “un químico que se crea cuando el cuerpo descompone sustancias llamadas purinas. Las purinas se producen normalmente en el cuerpo y también se encuentran en algunos alimentos y bebidas. Los alimentos con un alto contenido de purina incluyen el hígado, las anchoas, la caballa, los frijoles y arvejas secas y la cerveza”, explica al respecto el portal MedLine Plus.

“La mayor parte del ácido úrico se disuelve en la sangre y viaja a los riñones. Desde ahí sale a través de la orina. Si tu cuerpo produce demasiado ácido úrico o no lo elimina en cantidades suficientes, te puedes enfermar y desarrollar hiperuricemia”, agregó el portal médico.

Síntomas de ácido úrico elevado

Debes tomar en cuenta que es posible que no tengas ningún síntoma., sin embargo, puedes detectar altos niveles de ácido úrico de la siguiente forma, según el portal Chemocare.

  • Puedes tener fiebre, escalofríos, fatiga.
  • Inflamación en las articulaciones si los cristales de ácido úrico se depositan en esas zonas
  • Se pueden presentar problemas renales o problemas para orinar.
  • Si tienes el ácido úrico alto y estás recibiendo quimioterapia para la leucemia o el linfoma, es posible que tengas síntomas de problemas renales o artritis gotosa.

La hiperuricemia es causada mayormente debido a la presencia de purina o cuando el cuerpo no puede excretar suficiente ácido úrico por la orina.

Cuando presentes algunos de estos síntomas, lo primero que debes hacer es acudir al médico para que te realice una evaluación completa, pero mientras tanto debes seguir una dieta libre de purinas.

ácido úrico

Entre los alimentos que son ricos en purinas están las carnes rojas, especialmente el hígado; levaduras y extractos de levaduras como cervezas y bebidas alcohólicas, los espárragos, espinacas, frijoles, guisantes, lentejas, avena, coliflor y champiñones.

Te recomendamos en video: