Cinco formas de adelgazar sin hacer dieta

Cuida tus hábitos y verás los cambios.

Olvida las dietas milagrosas y dale a tu cuerpo un camino a seguir para llegar a su peso ideal. Existen fórmulas sencillas que puedes aplicar día a día y contribuirán en tu objetivo de adelgazar. Son cinco hábitos que debes incorporar a tu estilo de vida, con mucha perseverancia y disciplina.

Existen consejos básicos que ya conoces: reducir al el azúcar y sus derivados; comer más frutas y verduras; tomar más agua, evitar las frituras y disminuir el consumo de alcohol. A ellos, súmales estos tips.

Mastica más cada bocado

Aunque te parezca obvio, pues seguramente si estás apurada comes rápido y en grandes bocados. Un error que obliga a tu cuerpo a trabajar más para procesar los alimentos. Por ello, masticar poco a poco y bien cada bocado te hará sentirte mejor.

Según un estudio de la Universidad de Oxford, esto facilita el proceso de saciedad y te ayuda en la digestión. Además disfrutarás mucho más los sabores.

Registra a diario lo que comes

Te parecerá fastidioso y obsesivo, pero es un ejercicio de sinceridad que merece la pena probar. Llevar un diario te hará tomar conciencia de cuáles son tus hábitos alimenticios y qué debes cambiar.

Te recomendamos que incluyas en ese registro el tipo de alimentos y la porción que comes; pero también qué bebida acompaña la comida. Según los expertos de Vitónica, este método “puede ser necesario en un principio hasta que de forma automática seamos conscientes de las cantidades que ingerimos”.

La vitamina C puede mejorar tu estado de ánimo

Algunos alimentos con los que puedes complementar la vitamina C son el limón, guayaba, piña, naranja, kiwi, fresas y papaya.

Siéntate a la mesa

Evita comer parada, en el auto, mientras cocinas, viendo televisión o cualquier otro momento que te aleje de la mesa. Los especialistas en nutrición recomiendan comer siempre sentada en la mesa, pues es una forma de hacer conciencia de lo que estás comiendo.

Este sencillo hábito te permite vivir en el presente y tu mente te ayudará a sentirte llena. De esta forma podrás reducir el consumo de calorías a lo largo del día y adelgazar.

Usa platos pequeños

En este caso el tamaño sí importa. Prefiere para tu vajilla platos pequeños que puedas llenar con las porciones adecuadas para tu organismo. Con ese sencillo truco le envías un mensaje a tu cerebro. Según un estudio, visualizar un plato lleno te invita a ingerir menos cantidades.

Muévete

Sabes bien que la actividad física es una de las claves para estar sana. Para los especialistas de Vitónica no es necesario que comiences a entrenarte formalmente o practiques un deporte; basta con tu voluntad de mover tu cuerpo para quemar calorías y adelgazar.

Un día opta por las escaleras en vez de subir por el ascensor; camina esa cuadra hacia el trabajo; un día a la semana utiliza la bicicleta como medio de transporte; pasea a tu mascota o simplemente regálate una tarde de juegos con tus pequeños. Toda actividad que implique ejercicio será beneficiosa.

Te recomendamos en video