Aguantar las ganas de orinar puede causar infecciones urinarias y cálculos renales

Tanto en mujeres como en hombres una infección urinaria debe ser tratada a tiempo pues puede desencadenar una serie de complicaciones.

El especialista venezolano en urología Camilo Reyes sobre el tema de la infección urinaria reiteró la importancia de no aguantar las ganas de orinar tanto en hombres como mujeres, debido a que estas son parte de los principales impulsores de una infección urinaria –debido a la acumulación de bacterias- y además cálculos renales.

¡Es otra mujer! Perdió 50 kilos porque quería ver crecer a su hija sana

Con estas rutinas para bajar de peso esta mujer perdió 50 kilos

Reyes precisó que a mayoría de estos casos se presentan comúnmente en mujeres, ya que estas últimas generalmente en la calle orinan muy poco, porque algunos baños no tienen las mejores medidas higiénicas (mal olor o falta de agua) y que ante esto ellas por decisión propia deciden aguantar las ganas de orinar, mientras que otras para evitar las ganas ingieren muy poco liquido.

“La orina es el producto de desecho del organismo, es decir lo que el organismo no quiere y lo que quiere exteriorizar a través de la orina. Los hombres, podemos orinar en una o dos horas, pero ese acumulo, que queda en las mujeres de tres, cuatro o cinco horas por aguantar las ganas de orinar por supuesto lo que hace es que esa orina acumulada en vejiga hace que la infección urinaria sea mas frecuente, porque eso es acumulación de bacterias, pues se colonizan, y por supuesto existe crecimiento bacteriano, además esta orina acumulada lo que hace es fomentar el desarrollo de los cálculos”, aseveró Reyes.

Algunas infecciones urinarias

La infección urinaria puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.

Cada tipo de infección urinaria puede provocar signos y síntomas más específicos según la parte de las vías urinarias que esté infectada.

En el caso de los riñones puede ser una Pielonefritis aguda, que genera: Dolor en la parte superior de la espalda y en un costado (flanco), fiebre alta, temblor y escalofríos, náuseas y vómitos.

Por su parte la infección en la vejiga es llamada: cistitis, y esta puede ocasionar presión pélvica, molestias en la parte inferior del abdomen, además de micciones frecuentes y dolorosas junto a sangre en la orina.

Mientras que la infección en la uretra es conocida como: uretritis, la cual produce ardor al orinar y secreciones.

En cambio, si la infección se debe a una obstrucción física de la orina (a una piedra, por ejemplo), puede ser necesaria la cirugía para eliminar aquello que produce la obstrucción o corregir una posible anomalía física tanto en útero como en vejiga.

Prevención

Además de no retener la orina y beber agua de forma habitual, al menos dos litros diarios, ya que esto favorecerá la diuresis de acuerdo a las recomendaciones del urólogo Camilo Reyes, se suma la de seguir una dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable pueden ayudar a prevenir una infección urinaria.

Visitar al urólogo ante la presencia o visualización de estos síntomas es primordial para evitar el desarrollo acelerado de cualquiera de estas patologías, por eso en su red social de Instagram: @tucirujanourolo presenta una serie de consejos y asesorías sobre cómo prevenir este tipo de enfermedades que no respeta edad ni sexo.

Estos 4 alimentos antioxidantes retrasan el envejecimiento

Una buena alimentación puede frenar los signos de envejecimiento en la piel.

Te recomendamos en video: