Este medicamento para el dolor estaría asociado con un mayor riesgo de hipoglucemia: estudio

Ten cuidado.

Los medicamentos son parte de nuestra vida diaria, ya que nos alivian cuando estamos enfermos y nos calman el dolor. Pero al parecer existe un medicamento para el dolor que está trayendo más consecuencias que beneficios.

Desde su aprobación en 1995, el opioide tramadol (comercializado como ConZip y Ultram) se ha convertido en un remedio ampliamente recetado para la osteoartritis y para personas con dolor crónico, en parte porque presenta un menor riesgo de algunos efectos secundarios y tiene un menor potencial de abuso en comparación con otros opioides.

Pero a medida que el tramadol ha crecido en popularidad, también lo han hecho los casos documentados de efectos adversos entre sus usuarios. En un nuevo artículo, publicado el 28 de agosto de 2019 por Scientific Reports, los investigadores de la Escuela de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas Skaggs de la Universidad de California en San Diego muestran que los pacientes que toman tramadol tienen un mayor riesgo de desarrollar hipoglucemia o un nivel anormalmente bajo de azúcar en la sangre, reseñó el portal Medical Xpress.

Medicamento para el dolor asociado a hipoglicemia

El equipo de investigación, dirigido por el autor principal Ruben Abagyan, profesor de farmacia, analizó más de 12 millones de informes de las bases de datos del Sistema de Informes de Efecto Adverso (FAERS) de la FDA y que contienen los informes voluntarios de efectos adversos mientras tomas un medicamento. El período estudiado varió desde enero de 2004 hasta marzo de 2019.

"El ímpetu fue el reciente aumento dramático en la popularidad y las recetas de tramadol", dijo el primer autor Tigran Makunts, investigador en el laboratorio de Abagyan. "Queríamos tener una visión objetiva basada en datos de sus efectos adversos y tropezamos con una hipoglucemia peligrosa, no listada e inesperada".

Las reacciones adversas a medicamentos reconocidas asociadas con tramadol incluyen mareos, náuseas, dolores de cabeza y estreñimiento, todos los efectos secundarios comunes de los opioides. Las reacciones adversas a medicamentos más graves pero más raras incluyen el síndrome de serotonina y un mayor riesgo de convulsiones. El vínculo con la hipoglucemia es relativamente nuevo, aunque había sido sugerido previamente por estudios de casos y pruebas con modelos animales.

La hipoglucemia a menudo está relacionada con el tratamiento de la diabetes, pero también puede ocurrir en personas sin diabetes. Si no se trata, la hipoglucemia puede provocar complicaciones propias graves, como disfunción neurocognitiva, pérdida de visión, mayor riesgo de caídas y pérdida de calidad de vida.

Te recomendamos en video: