Saltarse comidas para adelgazar: ¿cómo repercute en nuestra salud?

Esta práctica puede tener consecuencias negativas para las personas

Durante el último período, las dietas de ayuno en forma intermitente se han vuelto muy populares por sus efectos rápidos en la pérdida de peso corporal y en la mejora de algunos marcadores metabólicos como la resistencia a la insulina. Sin embargo, este tipo de dietas no son aplicables para todos.

La restricción calórica, si se realiza de manera saludable, posee efectos positivos. Todo va a depender del estilo de vida de cada individuo. Por eso, es importante que al realizar una dieta se cuente con asesoramiento de un especialista en nutrición.

¿Por qué no hay que saltarse comidas?

De acuerdo con la nutricionista de Daily Foods María Fernanda Jara, la necesidad de evitar saltarse las comidas tiene que ver con la sensación de hambre que puede ocasionar sobre algunas personas y cómo estas reaccionan frente a la alimentación luego de un período de ayuno superior a las 3 o 4 horas. Esto quiere decir que algunas personas pueden llegar a una sensación de hambre mayor a la siguiente comida, lo que se traduce en una ingesta de alimentos que no necesariamente requiere el cuerpo o, incluso, en un aumento de peso.

Una de las prácticas más habituales es saltarse el desayuno por falta de tiempo. Sin embargo, esta una de las comidas más necesarias para el desarrollo energético durante el día. "El hecho de omitir una comida puede llevar a una persona a tomar malas decisiones en su alimentación. Por ejemplo, una persona que decidió no tomar desayuno es más propensa a comer una colación o snack con alto contenido de calorías y otros nutrientes críticos asociados al aumento de peso y desarrollo de enfermedades crónicas", señala la especialista.

La recomendación de fraccionamiento de la ingesta diaria es de 3 a 4 comidas principales, más colaciones de bajo contenido energético, evitando los azúcares y grasas dañinas para el cuerpo. Lo importante es incluir una alimentación saludable y balanceada, prefiriendo productos más naturales con menor grado de proceso industrial.

Dependencia del azúcar: ¿cómo disminuir su consumo?

Una alta ingesta de azúcar puede generar una adicción, lo que también aumenta el riesgo de padecer enfermedades como la obesidad, diabetes o hipertensión