Por esto es que nunca debes dejar a tus hijos esperando en el auto

¡Ten mucho cuidado cuando se trata de tus hijos!

Para muchas personas es fácil dejar a los niños esperando en el auto mientras bajan a la tienda o necesitan pasar a algún lado a dejar cosas. Sin embargo, esto puede representar un peligro de muchas formas.

Y es quizá para algunos padres es más fácil dejarlo unos minutos a despertarlo o bajarlo y cuidarlo mientras hacen lo que tienen que hacer. Pero, si bien hay muchas razones por las que lo hacen, las consecuencias podrían ser letales. ¿Lo mejor? Jamás dejarlos solos en un automóvil, ni siquiera por un momento.

¿Cuál es el daño al dejar a un niño solo en el automóvil? El golpe de calor (hipertermia). De acuerdo con reportes de la Mayo Clinic, un golpe de calor puede dañar el cerebro y otros órganos del cuerpo, incluso puede conducir a la muerte. La temperatura corporal de un niño no tarda demasiado en elevarse demasiado rápido cuando se le deja en un automóvil ya que la temperatura dentro de un automóvil puede aumentar 20 grados en solo 10 minutos y 40 grados en una hora.

No tiene que hacer demasiado calor afuera para que el interior del automóvil se vuelva peligroso y dejar las ventanas ligeramente abiertas no evita que la temperatura suba a un nivel significativo.

El cuerpo de un niño se calienta de tres a cinco veces más rápido que el de un adulto pues tienen mucha superficie corporal que absorbe el calor. Además, los cuerpos de los niños aún no han desarrollado la capacidad de enfriarse bien por lo que no pueden regular su temperatura como lo hace un adulto.

De acuerdo con el Primary Children's Hospital en Utah, Estados Unidos, la mayoría de los niños que mueren por un golpe de calor después de quedarse solos en un automóvil rondan los 3 años o menos, pero les ha sucedido a niños de hasta 14 años.

Un golpe de calor ocurre cuando la temperatura corporal de una persona aumenta a 40 grados centígrados o más, según la Clínica Mayo. Las personas que sufren de esto pueden experimentar síntomas como sed, sudoración, respiración acelerada, mareos y náuseas. Si no se trata, puede causar daño a los órganos y provocar la muerte.

Aunque no lo creas, también hay casos de padres que se "olvidan" de sus hijos. La distracción fatal ocurre cuando los padres o cuidadores, sin saberlo, dejan a su hijo en un automóvil. Esta situación de "memoria a corto plazo" ocurre por ejemplo olvidamos meter la leche al frigorífico o cuando dejamos la bolsa colgada en la silla. Cuando las personas se cansan y estresan, la falla de memoria a corto plazo puede hacer que la memoria habitual se haga cargo.

Por ejemplo, un padre puede estar agotado después del trabajo, conduce directamente a casa sin pensar que lleva a su hijo en la parte de atrás así que sin darse cuenta, lo deja cuando llega a su destino. Parece mentira, pero hay un sin fin de historias así circulando en Internet. y las noticias.

Otro peligro que corren los niños que se quedan solos en el auto es la posibilidad de ser secuestrados. Además, también pueden presionar botones, desactivar los frenos, poner el automóvil en marcha o incluso salir del vehículo y alejarse.

Te recomendamos en video