Tres sencillos remedios caseros para tratar el dolor de estómago

Cuida tu alimentación y aplica estos consejos.

Un dolor de estómago puede arruinar un día hermoso, una celebración o cualquier actividad que estés haciendo. Hay varias causas detrás de esta dolencia: nervios, excesos con comida o alcohol, gastritis e incluso una infección. Si sientes esos espasmos, estos tres remedios caseros te pueden ayudar.

Aprovecha las propiedades de estas raíces y plantas, que aliviaran el dolor de estómago casi de inmediato. Pero debes estar consciente de los síntomas y descartar que no se trate de un diagnóstico que amerite la visita a un especialista.

Té de jengibre

Lava y corta en pequeños pedazos una raíz de jengibre. Ponla a hervir en una taza de agua durante cinco minutos. Al retirarla del fuego, debes colarla y déjala reposar. Si tienes el dolor, tómala de inmediato. Sin embargo, los especialistas recomiendan tomarla después de cada comida.

Varios estudios ha demostrado la efectividad de esta raíz para atender males estomacales. De hecho, se demostró que neutraliza el ácido gástrico y esto te ayudará a aliviar el dolor; así como sus propiedades antinflamatorias.

Agua de hierbabuena

Por 25 minutos cocina, a fuego lento, 30 gramos de hierbabuena en un litro de agua. Cuando esté lista, pásala por el colador para eliminar los restos de las hojas. Se puede consumir fría o caliente.

Esta planta es famosa por ayudar a aliviar los síntomas asociados al dolor de estómago como gases, distensión abdominal y náuseas, indigestión y cólicos.

Infusión de canela, albahaca y anís

Durante 10 minutos cocina una cucharada de canela, unas ramas de albahaca y un anís en medio litro de agua. La puedes tomar fría o caliente, pero siempre cada media hora hasta que se vaya la molesta.

Para estos remedios caseros está contraindicado endulzar con azúcar procesada, prefiere la miel que también es un agente curativo y tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo.

La relación entre la vitamina B-12 y la depresión

Los bajos niveles de una vitamina pueden producirse por una alimentación deficiente.

Te recomendamos en video