5 consejos que te ayudarán a desaparecer la grasa abdominal de una vez por todas

Deshacerte de la grasa abdominal puede ser complicado pero estos consejos te ayudarán

Deshacerte la grasa abdominal puede ser algo muy complicado, especialmente con la edad. Y es que no importa cuánto ejercicio estés haciendo, pareciera que esa molesta pancita no desaparece.

Si has intentado todo pero sigue ahí, lo más probable es que estés ignorando lo que estás comiendo y cómo lo estás comiendo. Aquí te dejamos algunos consejos infalibles para moldear tu figura y mantenerte sana. Ante todo, recuerda estar siempre asesorada de un experto en nutrición.

Asegúrate de que estás comiendo lo suficiente

Los expertos siempre hablan de comer en un déficit de calorías para perder peso, pero ir por lo más bajo también puede ser un problema. Sin suficientes alimentos para sobrevivir (incluidas nuestras funciones diarias normales), tu cuerpo enviará señales para conservar calorías, ralentizando tu metabolismo. Sin suficientes alimentos para sobrevivir, nuestros cuerpos comenzarán a apagarse y utilizarán el tejido muscular para obtener energía en lugar de reservas de grasa. Busca un déficit calórico moderado para evitar el hambre extrema, lo que podría provocar atracones. Que nunca esté por debajo de 1.200 calorías por día.

Limita el alcohol (o evítalo por completo)

Esa copa de vino o botella de cerveza cada vez que sales de fiesta o a cenar no le hace ningún favor a tu cintura. Cada bebida tiene alrededor de 80 a 150 calorías (¡o más!), Y aparte de eso, puede hacer que te des un atracón innecesario de comida.

El exceso de alcohol hará que el hígado deje de metabolizar las grasas y los carbohidratos para metabolizar primero el alcohol. Si no quieres renunciar por completo, puedes darte el gusto de beber una o dos noches a la semana para disfrutar.

Come verduras con cada comida y merienda

Comer más verduras, no solo a la hora de la cena, es una de las formas más fáciles de comenzar a perder grasa corporal. Las verduras son el grupo de alimentos que más desea llenar, porque son altas en volumen y peso y llenan nuestros estómagos, lo que nos ayuda a registrar la sensación de saciedad.

Las verduras también son ricas en fibra, por lo que saciarán su hambre por más tiempo, ayudándole a consumir menos calorías diarias. Procura incluirlos cada vez que comas, para todas las comidas y meriendas.

Limita tu consumo de azúcar

Aunque los alimentos azucarados tienden a ser altos en calorías, es el efecto que tiene el azúcar en el cuerpo del que debe preocuparte. Comer galletas, pasta y pan aumenta tus niveles de insulina, lo que puede causar aumento de peso. Mantener bajos los niveles de insulina ayudará a reducir el porcentaje general de grasa corporal, y eso incluye la grasa abdominal. Opta mejor por los carbohidratos complejos como granos enteros, verduras y frutas.

Come con atención, sin distracción

Cuando sea hora de comer, no lo hagas mientras caminas, hablas o ves tu celular. . Siéntate para poder apreciar lo que tienes en el plato, relájate y saborea cada bocado. Presta mucha atención a tu comida, eso te ayudará a comer más lentamente, Te sentirás más satisfecha y serás menos propensa a buscar otro refrigerio. Así que cuelga el teléfono, aléjate del televisor o computadora y disfruta de cada bocado.

 

Te recomendamos en video