Rompiendo mitos: ¿Se puede usar la copita menstrual en la primera regla?

¿Es seguro utilizarla en la adolescencia? Despejamos las dudas

En Chile, la edad promedio de la primera menstruación o menarquia es a los 12 años y medio. Sin embargo, esta puede presentarse desde los 10 a los 14 años.

Su llegada se debe a la activación de los ovarios y la producción de hormonas (estrógenos y progesterona) de estos. Junto con esto, también se desarrollan otras partes del cuerpo como senos, vello pubiano y vello axilar.

Si bien hay niñas que reciben bien la menarquia (primera menstruación), a otras les causa temor y pudor. Por eso, es importante educar para evitar experiencias negativas frente a un proceso tan natural.

¿Qué usar?

Actualmente, la sociedad sugiere el uso de tampones y toallas higiénicas para protegerse del manchado, pero nadie advierte de sus daños para la salud y futuras consecuencias.

Las toallas higiénicas causan mal olor, alergias, irritación y posibilidad de formación de hongos vaginales por el continuo contacto con la humedad de tu flujo. Los tampones, en tanto, liberan residuos de pesticidas y blanqueadores en tu cuerpo y solo el 65% de lo que absorben corresponde a flujo menstrual. El resto es humedad natural.

Una buena opción para las niñas que tienen su primera regla es la copita menstrual. MiaLuna cuenta con una completa línea especialmente diseñada para esta etapa de la mujer, ya que es pequeña, amigable con el cuerpo, hecha de suave silicona hipoalergénica y sin riesgo de síndrome de shock tóxico o alergias.

Se trata de la copa XS, que es una copita menstrual reutilizable hecha de suave silicona médica hipoalergénica. No produce alergias ni libera químicos o pesticidas dentro del cuerpo. Además, contiene el flujo, no lo absorbe, por lo que mantiene la humedad natural del cuerpo sin secarlo ni producir malos olores.

Rompiendo el mito: uso de la copa y la virginidad

La virginidad es un concepto milenario y muy arraigado en nuestra sociedad. El himen es una membrana elástica que se encuentra cerca de la entrada de la vagina y que durante siglos ha sido utilizada para darle la categoría de “virgen o no” a una mujer desde un punto de vista físico.

El himen cuenta con un orificio natural por donde sale tu menstruación, no está cerrado completamente por razones obvias (existen hímenes imperforados, pero son escasos), y existen muchas variantes en su forma: tabicados, microperforados, etc.

La elasticidad del himen cambia de una mujer a otra y puede no romperse al tener relaciones sexuales. También existe la posibilidad de que se rompa al hacer algunas actividades deportivas, pero en ningún caso afecta la “virginidad”. Con la copita menstrual tampoco dejarás de serlo, aunque sí pueda afectar la integridad del himen dependiendo de su elasticidad. Por eso, se debe tomar una decisión informada acerca de si utilizarla o no.

La razón por la que tu periodo es más doloroso unos meses que otros

Tu periodo podría causar estragos de forma diferente cada mes