Nutrióloga responde: Avena antes de dormir en la noche ¿sí o no consumirla?

La avena es una fuente natural de melatonina, un compuesto que regula nuestro ciclo sueño-vigilia.

La avena es una comida universal y que nunca debe faltar en la alimentación de las personas, en especial, en los desayunos. Su consumo puede ayudar a prevenir distintas enfermedades e, incluso, es altamente recomendado para bajar de peso.

Pero, su consumo antes de dormir en la noche ha generado múltiples debates en los últimos años. ¿Es recomendable consumirla?, ¿trae beneficios para la salud?. Te presentamos las dos visiones de los expertos.

La nutricionista Carmen Elena Díaz señala que la avena contiene gran cantidad de azúcares, por ello, si las personas se alimentan con este cereal en horas de la noche, el efecto de la fibra se “perderá y los carbohidratos favorecerán el aumento de peso”.

Otra realidad es que la avena ayuda a prevenir el cáncer. Recientes estudios han encontrado que este integral reduce considerablemente el riesgo de cáncer de mama, respecto a las personas que consumen menos fibra.

El nutricionista Carlos Raúl Cuenca asegura, en el portal nutrición y salud, que consumir avena de noche no produce efectos negativos en el organismo. “La dieta de avena para adelgazar es muy conocida ya que funciona de una forma sencilla y útil para perder peso. Se puede consumir de día o de noche y este alimento ideal para perder volumen y reducir el peso es muy versátil”, dijo el experto.

Cuenca asegura que es necesario cenar entre las 19 y las 21 horas. “Entre los alimentos que podemos incluir en nuestras cenas, la avena es un complemento más que acertado con el que cuidar al máximo de nuestra salud y conseguir un sueño reparador”, destacó.

Indistintamente de consumirla en las mañanas o en la noche, te presentamos algunos de los beneficios de la avena:

– La avena es una fuente natural de melatonina, un compuesto que regula nuestro ciclo sueño-vigilia.

– Las vitaminas del grupo B cumplen múltiples funciones. Las más importantes tienen que ver con el buen funcionamiento del sistema nervioso.

– La avena es muy rica en vitamina B6 o piridoxina, muy necesaria para convertir la energía de los alimentos en glucosa, y para metabolizar las grasas y las proteínas.

– La vitamina B3, por su parte, nos ayuda a aumentar la producción de triptófano, un aminoácido esencial que favorece la relajación y el sueño.

– La avena contiene avenina y trigonelina. Se trata de dos tipos de prolaminas (proteínas vegetales). Estas nos ayudan a reducir la ansiedad, el nerviosismo y esa agitación mental y física que solemos acumular a lo largo del día.

– Es buena para el corazón. Contiene omega 6 que ayuda a disminuir el colesterol malo, el cual se pega en las arterias.

– El consumo regular de avena nos ayudará a normalizar muchas hormonas que cursan con el estrés. Equilibramos los niveles de cortisol y cuidamos de nuestro sistema nervioso gracias al gran aporte en vitaminas del complejo B.

Te recomendamos en video: