La primera vacuna contra la clamidia probada en humanos muestra resultados positivos

Lee los detalles del análisis.

Una de las infecciones bacterianas de transmisión sexual más comunes es la clamidia, producida por la bacteria Chlamydia trachomatis que puede afectar tanto a hombres como a mujeres por igual.

“Es posible que no sepas que tienes infección por Chlamydia porque muchas personas nunca presentan signos o síntomas, como dolor genital y secreción de la vagina o del pene”, explica al respecto Mayo Clinic.

Pero hay una buena noticia para quienes contrajeron esta infección ya que científicos lograron probar de forma segura en humanos la primera vacuna contra la clamidia.

Vacuna contra la clamidia

Los equipos de investigación en Dinamarca y el Reino Unido informaron los hallazgos el lunes de su ensayo clínico de fase uno en The Lancet Infectious Diseases, reseñó NBC News.

“Por supuesto, la investigación aún está en sus inicios”, dijo el autor del estudio Frank Follmann, director del departamento de inmunología de enfermedades infecciosas del Statens Serum Institut en Dinamarca. “Pero estamos muy contentos. Encontramos una respuesta sólida”.

Su equipo probó la vacuna en 35 mujeres que no estaban infectadas con clamidia. Algunos recibieron un placebo.

Todas las mujeres que recibieron la vacuna mostraron una respuesta inmune, en comparación con ninguna de las mujeres que recibieron la vacuna placebo. “Esperamos que este sea el primero de muchos ensayos, para poder medir la eficacia en el mundo real”, dijo Follmann a NBC News.

Todavía no prueba que la vacuna sea efectiva para prevenir las transmisiones. En este momento, el mejor método de prevención es el uso adecuado de condones.

Los expertos en enfermedades infecciosas dicen que la vacuna experimental es prometedora porque parece apuntar a la infección bacteriana donde se esconde: dentro de las células.

“Muchas de las vacunas actuales que se usan en las personas inducen principalmente una respuesta de anticuerpos”, dijo el Dr. Toni Darville, jefe de enfermedades infecciosas pediátricas del Instituto de Investigación Infantil de la Universidad de Carolina del Norte, que no participó en el estudio.

“El problema con la clamidia es que vive dentro de las células y se replica dentro de las células. Realmente se necesita una respuesta de células T para combatir esta infección”, agregó.

Te recomendamos en video: