Controla la caída del cabello con estos remedios naturales

Te presentamos formas sencillas de solucionar la situación.

La pérdida de cabello a diario es común, pero cuando se da de forma irregular, entonces debes prestar atención porque podría ser señal de alguna enfermedad. Para hacerle frente a la situación es buena opción la utilización de remedios naturales.

Algunas de las causas más comunes de la pérdida del cabello son las siguientes:

Efectos ambientales

Estrés

Consumo excesivo de tabaco

Deficiencias nutricionales

Desequilibrio hormonal y factores genéticos

Infecciones del cuero cabelludo

La caída de cabello afecta tanto a hombres como a mujeres. Para controlar este efecto existen los ingredientes naturales que quizá tengas en casa y que son efectivos para darle una solución a esta incómoda situación.

Aquí le compartimos algunos remedios naturales y muy efectivos:

Aloe vera

Esta planta ayuda a regenerar las hebras del cabello y actúa sobre el cuero cabelludo para mejorar la salud del mismo.

Aplicación

Corta una hoja de aloe y extraer su gel natural. Aplícalo en todo el cabello haciendo énfasis en el cuero cabelludo. Deje actuar la mascarilla por 20 minutos y retire con agua fría.

Té verde

Al aplicar té verde en el cuero cabelludo sus propiedades limpian las impurezas del folículo piloso, las cuales producen la caída del cabello.

Aplicación

Prepara una infusión de té como lo haría normalmente, esperar a que se enfríe y distribuye por todo su cabello, poniendo especial atención al cuero cabelludo. Se puede repetir el proceso una vez a la semana.

Remolacha y miel

La combinación de ambos ingredientes da como resultado una mascarilla capilar bastante efectiva para evitar la caída del cabello y, además, le darán brillo y suavidad al cabello.

Aplicación

Para la mascarilla necesitas una remolacha pequeña, dos cucharadas de miel y dos tazas de agua. Debes poner a calentar el agua y cuando llegue a punto de ebullición introduzca la remolacha cortada en trozos pequeños. Cuando la remolacha esté cocida retire el agua del fuego y con la ayuda de un colador separe los trozos y deshágalos con un tenedor, hasta obtener una papilla. Agregue las dos cucharadas de miel a la mezcla hasta obtener una pasta homogénea.

Aplica la mascarilla por todo el cabello. Déjela actuar por 30 minutos y utiliza el agua de la cocción para el primer enjuague. Luego lava normalmente.

Zumo de cebolla

El zumo de cebolla ayuda a mejorar la circulación de la sangre en los folículos pilosos, es uno de los remedios más efectivos.

Aplicación

Lo único que tiene que hacer es licuar una cebolla pequeña hasta que quede en una consistencia casi líquida, aplicar en el cuero cabelludo y dejar actuar durante 30 minutos. Retira lavando el cabello como siempre lo haces.

Reaviva el brillo de tu cabello con acondicionador casero de aguacate y cambur

Existen muchas opciones en el mercado y empleando ingredientes de uso común en el hogar.

Te recomendamos en video: