Parejas tóxicas: comportamientos que parecen 'normales', pero son un foco rojo

Si tu pajea insiste en entrometerse en tu vida, tu teléfono o en tus cuentas de redes sociales esas son señales de peligro.

No todo acto dentro de una relación de pareja puede significar “amor”. Tienes que saber diferenciar lo que refleja un acto romántico de uno tóxico. Y es que el comportamiento de tu supuesto “príncipe azul” puede enmascarar una actitud peligrosa y alarmante que puede traerte consecuencias en el futuro.

Te presentamos cuatro gestos “románticos” que en realidad son señales de alerta “roja”:

Comparte mucha información de su ex

Ten cuidado si la conversación pasa a relaciones pasadas. Si su ex aparece de forma natural en el contexto de una historia y si se burla de sus experiencias pasadas o destruye verbalmente a las personas con las que han estado, tal vez no estés en el lugar correcto para comenzar una nueva relación.

Quiere pasar todo el tiempo contigo

Querer pasar todo el tiempo contigo es muy romántico y halagador. Pero, en la práctica, esto puede revelar la conducta de una persona obsesiva y posesiva. Estar juntos todo el tiempo puede volverse tóxico muy rápido y más temprano que tarde vas a tener que respirar. Las relaciones no deben basarse en la coacción, la manipulación de las emociones y el miedo.

Escribirte y llamarte las 24 horas

Al inicio de una relación eso es natural. Pero existe un límite entre lo normal y lo extraño en la cantidad de memes, mensajes y llamadas que recibimos, y si lo superan, puede ser una mala señal. Si es obsesivo en esta materia, pide un poco de espacio y respira tranquila. Eso sí, si ante tu solicitud se enoja o te hace sentir culpable es hora de ponerle fin a la comunicación.

Es sobreprotector

“¡Te quiero toda para mí!”, puede sonar dulce al principio, pero a menudo puede ocultar un comportamiento enfermizo. Los celos son una respuesta normal a una amenaza real para la relación, es solo una reacción humana ante la sospecha de que la relación corre peligro. Sin embargo, los celos irracionales pueden ser una señal de que tu pareja es un controlador. Si insiste en entrometerse en tu vida, tu teléfono o en tus cuentas de redes sociales de una manera que te hace sentir incómoda, definitivamente es una señal de alerta y de peligro.

Te recomendamos en video: