Cómo identificar a una amiga que te envidia y no te quiere de verdad

La envidia es de lejos uno de los sentimientos más destructivos del mundo

Comencemos por definir la envidia y para eso nos vamos a apegar al concepto de la Real Academia Española de la lengua: La envidia se define como "Tristeza o pesar del bien ajeno" o "deseo de algo que no se posee".

La envidia es de lejos uno de los sentimientos más destructivos del mundo tanto para quien la siente como para las víctimas de una persona poseída por la envidia.

La coach Paula Díaz resume ocho aspectos para identificar amistades envidiosas, así que atenta a estas señales. En todo caso lo mejor es poner distancia con este tipo de personas.

1. Busca siempre restarte méritos

Por mucho que una persona envidiosa diga que se alegra del bien de los demás en realidad suelen sentirse frustradas de ver el triunfo de otras personas. Por muy grande que haya sido tu logro la envidia de tu supuesta amiga o amigo lo nublará al punto que tratará de hacerte sentir uno más del montón.

2. Te critica en público

Uno de los rasgos más significativos de una persona que te tiene envidia es menospreciarte o realizar comentarios negativos de ti ante otras personas. A menudo, esas lanzas envenenadas llegan ante ti sin que lo esperes, y cuando sucede no sabes cómo actuar. Esa es su ventaja, la de cogernos desprevenidos, la de hacerse servir de un público para que la humillación sea fulminante y así, asumir poder sobre ti.

3. Finge estar feliz por ti

Si deseas identificar a las personas envidiosas, atiende su lenguaje no verbal. Pongamos un ejemplo. Has aprobado unas oposiciones, no puedes estar más feliz y radiante. Le cuentas la «gran noticia» a tu amigo y este se pone extremadamente alegre. Ahora bien, si te fijas en sus expresiones verás que son forzadas, que su sonrisa es poco natural, falsa. Te das cuenta en seguida que está fingiendo. ¿Por qué? para que su envidia pase inadvertida.

4. Boicotea tus amistades

Si en nuestro entorno hay personas envidiosas su impacto llega a cualquier ámbito. Sus artes, sus palabras, actos y presencia afectará a nuestro rendimiento laboral. No dudará en boicotear amistades, en apagar ilusiones, en criticarte a tus espaldas, en cerrar poco a poco todo tu circulo para apagar tu brillo. Para borrar aquello que te hace único y que envidia de ti.

5. Les carcome el sentimiento de frustración

Por llamativo que nos parezca, la envidia no está causada solo por el deseo de tener ventaja sobre los demás. Las personas envidiosas sufren. Y lo hacen por su sentimiento de inferioridad y frustración, por esa baja autoestima que les obliga a anhelar lo que otros tienen y a detestar a quien tienen cerca por poseer lo que ellos desean.

6. Las personas envidiosas asumen tus méritos como suyos

Un proyecto en común, un trabajo en equipo, una meta compartida… Hay situaciones donde tarde o temprano acaban despuntando las personas envidiosas, esas que a la mínima se llevan el mérito, de esas que no dudan en decir aquello de "sin mí no lo habrías conseguido".

Te recomendamos en video: