¿Cómo saber si tienes quistes en los ovarios? Presta atención a estos síntomas que solemos ignorar

Evalúa si tienes alguno de los síntomas.

Uno de los diagnósticos más comunes en las pacientes que acuden al ginecólogo son los quistes en los ovarios. Ninguna mujer está exenta de sufrir de este padecimiento y te explicaremos los síntomas para que puedas detectar los síntomas a tiempo.

Qué son los quistes en los ovarios

“Un quiste ovárico ocurre cuando el líquido se acumula dentro de una membrana delgada dentro del ovario. El tamaño puede variar desde tan pequeño como un guisante hasta más grande que una naranja” explicó un artículo de Medical News Today.

La mayoría de los quistes ováricos son pequeños e inofensivos. Ocurren con mayor frecuencia durante los años reproductivos, pero pueden aparecer a cualquier edad.

quistes

Existen dos tipos de quistes:

Quistes ováricos funcionales: el tipo más común. Estos quistes inofensivos forman parte del ciclo menstrual normal de la mujer y son de corta duración.

Quistes patológicos: son quistes que crecen en los ovarios; pueden ser inofensivos o cancerosos (malignos).

Síntomas de los quistes en los ovarios

La mayoría de los quistes ováricos son pequeños y no causan síntomas. Pero si un quiste causa síntomas, es posible que tengas presión, hinchazón, hinchazón o dolor en la parte inferior del abdomen en el costado del quiste. Este dolor puede ser agudo o sordo y puede ir y venir, explican en el portal Women’s Health.

  • Si un quiste se rompe, puede causar dolor repentino y severo.
  • Si un quiste causa la torsión de un ovario, puedes tener dolor junto con náuseas y vómitos.

Cómo estimular el crecimiento del cabello con extracto de ginkgo biloba

Servirá también para frenar la caída de tu cabello

Los síntomas menos comunes incluyen:

  • Dolor pélvico.
  • Dolor sordo en la parte baja de la espalda y los muslos.
  • Problemas al vaciar completamente la vejiga o el intestino.
  • Dolor durante el sexo.
  • Aumento de peso inexplicable.
  • Dolor durante tu periodo.
  • Sangrado vaginal inusual (no normal)
  • Sensibilidad en los senos.
  • Necesidad de orinar con más frecuencia.

Te recomendamos en video: