Mira por qué debes incluir la avena en tu desayuno

Es un alimento alto en fibra y cuenta con otras propiedades que favorecen en la salud.

El desayuno es la comida más importante del día, pues da la energía para poder cumplir con las actividades diarias. Además, dejar de desayunar no te garantiza una baja de peso, por el contrario, puede estancarte en ese propósito.

Si tu excusa es que no tienes tiempo para cocinar, o que te aburre comer siempre lo mismo, es importante que incluyas nuevos alimentos que te favorezcan en la alimentación, saciedad y te permitan mantenerte en forma.

En esta oportunidad te recomendamos la avena, un alimento alto en fibra que cuentas con grandes dosis de propiedades que favorecen tu salud y también tu peso.

Avena para el desayuno

La nutricionista Lucrecia Cisneros precisa que la avena es una buena opción para incorporar en el desayuno, pues se trata de la comida más importante del día y, gracias a sus propiedades como los hidratos de carbono, al consumirlo la persona se siente satisfecha por más tiempo.

Explica la experta que “la avena es un alimento que nos ayuda a tener mayor concentración, más energía durante el día y a regular nuestros antojos, gracias a la sensación de saciedad. Gracias a su alto contenido de fibra.

Propiedades y beneficios de la avena

La avena es un alimento que ayuda a mantener el equilibrio y buen funcionamiento del sistema nervioso, gracias al complejo B.

Es recomendado para personas con obesidad y estreñimiento, ya que se trata de un carbohidrato de lenta absorción que permite un efecto de saciedad más prolongado y, además, contiene grasas insaturadas y fibra que ayudan a disminuir el colesterol en la sangre.

Gracias a la fibra, mejora la digestión y el tránsito intestinal, lo cual facilita el proceso de digestión.

Por otra parte, la fibra también ayuda a reducir la absorción de azúcar en el intestino, disminuyendo así los niveles en la sangre.

Otro beneficio de la ingesta de avena es que esta contiene aminoácidos que ayudan al a producción de lecitina en el hígado y reduce los ácidos biliares.

Cuando no se debe consumir avena

De acuerdo con la nutricionista Lucrecia Cisneros, si usted padece de diverticulitis, diarrea o gastroenteritis, colitis o enfermedad de Crohn, celiacos (la avena contiene gluten), anemia (hay componentes de la avena que no permiten la absorción del hierro, no es recomendable consumirla, porque puede empeorar su condición.

Cómo preparar jugo a base de algas marinas contra el acné

Las algas están de moda por sus excelentes virtudes tanto nutritivas como para la belleza.

Te recomendamos en video: