Alejarte de una pareja tóxica es amor propio, y una de las decisiones más difíciles

Se requiere de una gran valentía, y no es un mérito menor.

Parece irreal no saber identificar cuando una relación se torna tóxica. Desde lejos parece demasiado obvio, pero cuando es tu historia las líneas de lo evidente no son tan claras.

Uno comienza a normalizar ciertas actitudes y sentimientos olvidando qué se siente tener una relación sin ansiedad. Cuando estamos en una situación similar a ésta el agotamiento mental y físico comienza a tener consecuencias en nuestra vida diaria.

amor tóxico

Y aunque pasemos más tiempo intentando justificar el porqué seguimos ahí, en el interior sabemos perfectamente el daño que nos estamos provocando. Es difícil aceptar que es falta de amor propio.

A veces creemos que solamente nos tocó esa historia, o sabemos que es momento de escapar y aún así no podemos. No es debilidad, ni tampoco falta de fuerza de voluntad.

Es muy difícil, y no estamos preparados siempre para soltar a alguien que tanto impacto tuvo en nuestras vidas. Porque sabemos que finalizar la relación, es sacar a esa persona por completo de nuestras vidas, y ¿quién te prepara para eso ?

amor

Ganar estas batallas nos vuelve personas más fuertes, y dignas de ser admiradas. Porque ese es el magnetismo que tienen las parejas tóxicas, te envuelven por completo hasta despersonalizarte.

Parece increíble como alguien que amas y te ama tanto puede hacerte tanto daño. Por eso es importante comenzar a tomarnos nuestro tiempo para conseguir salir de ahí. Es reunir toda la valentía y fuerza, pero es posible. 

Te recomendamos en video: