Cuatro alimentos que te ayudarán a dormir mejor

Las personas que tienen problemas para dormir tienen más de riesgo de padecer un infarto.

Si sufres de insomnio y falta de sueño te tenemos una sencilla solución a ese problema. ¿Sabes cuál es? Debes realizar algunos cambios en la dieta porque hay ciertos alimentos y hábitos que ayudan a dormir mejor.

Otros aspectos que debes cambiar de inmediato que te ayudarán a dormir mejor son los siguientes: desterrar el celular de la habitación, tratar de cenar al menos un par de horas antes de acostarte, no hacer deporte por las noches, evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas o estimulantes (café, té o el chocolate).

Como dato adicional, una investigación de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Trondheim (Noruega), sugiere que las personas que tienen problemas para dormir tienen más de riesgo de padecer un infarto. Así que esta es otra razón muy buena para mejorar tu sueño.

Te presentamos cuatro súper alimentos que te ayudarán a dormir mejor:

Leche

Un vaso de leche antes de ir a dormir puede ayudar a conciliar el sueño, ya que la leche no solo contiene triptófano, sino minerales como magnesio o zinc, que ayudan a que se absorba mejo. Yogures, quesos frescos y otros derivados lácteos, siempre sin cacao ni azúcares añadidos, son buenos aliados para consumir antes de ir a dormir, siempre unas dos o tres horas después de la cena.

Cambur o banana

Tienes que desterrar el viejo mito y creencia de que la banana engorda, porque si bien es cierto que contiene más calorías cada 100 gramos que otras frutas, es una fruta que ayuda a mejorar el sueño en las personas.

La banana es rica en fibra, potasio, magnesio y fructooligosacáridos. Es también uno de los alimentos más ricos en triptófano, un aminoácido esencial que obtenemos a través de la dieta. El triptófano es un precursor de la serotonina, que ayuda a estimular el estado anímico, reducir la ansiedad y, por lo tanto, favorecer el descanso.

Los huevos

Este es otro alimento rico en triptófano, versátil y moderadamente calórico, que tiene además proteínas de alto valor biológico. Su alto contenido en triptófano contribuye a elevar los niveles de serotonina, mejorar la sensación de bienestar y reducir la ansiedad y el estrés.

Verduras y hortalizas

Hortalizas y vegetales deberían convertirse en la base de nuestra alimentación, desplazando el consumo de grasas.

De hecho, según un estudio elaborado por la Universidad de Adelaida (Australia), una dieta rica en grasas favorece una mayor somnolencia durante el día e insomnio por la noche, así como un mayor riesgo de apnea de sueño.

Te recomendamos en video