Camellia sinensis: conoce los beneficios del té de camelia, proveniente de esta planta

Tómalo para que experimentes mejorías en tu salud

Los tés de camelia se elaboran a partir de la planta de camellia sinensis que produce té blanco, verde, oolong, pu-erh y negro, todos del mismo género.

Los diversos tés hechos de la planta de la camelia tienen una amplia gama de propiedades medicinales y se pueden consumir como bebida fría o caliente.

5 remedios naturales para combatir la migraña

Hazle frente al dolor de manera saludable.

 

Beneficios que aportan los tés de la planta camellia sinensis:

 

Función vascular

El té verde producido a partir de la planta de camelia puede aumentar la función vascular, según un estudio de 2009 publicado en el "British Journal of Nutrition". Los investigadores determinaron que el té verde de camelia puede mejorar la eficiencia de su sistema cardiovascular al mantener la salud y la función adecuadas de sus vasos sanguíneos.

Sistema inmune

El té de camelia contiene fitoquímicos que pueden estimular tu sistema inmunológico a través de sus propiedades antimicrobianas. Según un estudio de 1995 publicado en la revista "Agentes antimicrobianos y quimioterapia", el té de camelia aumenta la actividad de los leucocitos o glóbulos blancos, y también presenta propiedades antioxidantes.

El mal humor es igual de tóxico que el cigarrillo

Si nos quejamos constantemente, el cerebro libera cortisol, la hormona del estrés.

 

Anti-cáncer

El té de camelia puede tener propiedades contra el cáncer, según un estudio de 1997 publicado en el "Journal of Cellular Biochemistry". Los investigadores descubrieron que el té verde de la planta de la camelia contiene polifenoles que pueden inhibir la formación de tumores.

Otros posibles beneficios

Según MedlinePlus, el té negro de la planta de la camelia es eficaz para aumentar el estado de alerta mental debido a la cafeína natural que se encuentra dentro de las hojas de la planta. El té negro también puede ser eficaz para prevenir los mareos en personas de edad avanzada, reduciendo el riesgo de ataques cardíacos, cálculos renales y enfermedad de Parkinson.

Te recomendamos en video