Estos ejercicios son infalibles para tonificar glúteos en pocas semanas

Sigue el paso a paso y verás resultados rápidamente

A veces parece imposible tonificar glúteos, hacemos cientos de ejercicios para lograrlo y todos  parece en vano, pero lo que puede estar ocurriendo es que no realizas la rutina pertinente para alcanzar tu objetivos.

Si haces los ejercicios adecuados, lo glúteos tonificados no serán problema alguno. Solo requerirás disciplina y esfuerzo.

Existen tres ejercicios que puedes hacer una vez al día cada uno. El portal Salud180 reseña cada paso para realizarlos correctamente sin lesionarte.

Ejercicios ideales para tonificar glúteos

Elevación de pierna hacia atrás: “Coloca antebrazos, codos y rodillas en el piso. Las rodillas deben estar a la altura de las caderas y los codos en línea recta con los hombros. Aprieta el estómago y alinea la espina dorsal. Levanta lateralmente la pierna izquierda, sube hasta que la rodilla esté a la altura de la cadera, cuida en mantenerla flexionada”, es la explicación. Es importante que mientras efectúas este ejercicio te concentres en mantener el glúteo apretado, de ese modo será efectivo. Intercala la pierna con entre 15 y 20 repeticiones.

Subida de cadera: “Acuéstate en el piso boca arriba, coloca los brazos a los lados pegando las palmas al piso. Flexiona las rodillas poniendo los pies en el piso, a la altura de las caderas. Aprieta los glúteos, no muevas los pies, mientras levantas la cadera hasta que tu torso forme una línea recta de tus hombros a las rodillas”. Es importante que este ejercicio sea lento y sostenido, cuando la cadera llegue a la máxima elevación, cuenta 5 segundos y luego baja lentamente.

Sentadillas: “Parada con las piernas estiradas y los pies a la altura de las caderas, echa tu peso para atrás en los talones y pon tus manos en las caderas. Baja la cadera, como si te estuvieras sentando en una silla, hasta que los muslos estén paralelos al piso y regresa a la posición inicial. No dejes que las rodillas se vayan hacia adelante y que el peso caiga en los dedos del pie. Cuando subas de nuevo no estires por completo las rodillas”. Este ejercicio también debe hacerse lento y cuidando mucho la posición de las rodillas, de lo contrario podrías lesionarlas.

Te mostramos en video: