Aprende sobre el poder de las fresas para atraer el amor y aumentar la actividad sexual

En el mundo esotérico las fresas son excelentes para el amor, la amistad y la buena suerte.

Es una de las frutas más deliciosas de la naturaleza. Tiene el poder mágico de atraer a cualquier mujer y si se combina con el chocolate es el afrodisiaco perfecto. Se trata nada más y nada menos que de las “fresas”, la segunda fruta prohibida que sirve atraer el amor y ser mejor en la cama.

Para nadie es secreto que, además de ser deliciosas y nutritivas, las fresas es una de las frutas más famosas del mundo. Tienen propiedades mágicas dentro del esoterismo, por eso se dice que comer fresas te sirve para atraer a cualquier pareja y ser una maestra del erotismo debajo de las sabanas.

Te presentamos el gran poder de las fresas para atraer el amor, la actividad sexual y la belleza:

– Su aceite, esencia o fragancia se puede usar como un excelente afrodisiaco, no solamente por su color y sabor, sino que su aroma provoca tanto en hombres como en mujeres el deseo de tener intimidad.

– Ya en el mundo esotérico las fresas son excelentes para el amor, la amistad y la buena suerte. De hecho sirve como alimento para el romance y sus hojas pueden llevarse como amuleto para atraer la buena fortuna.

– Las fresas también son usadas para hacer más dulce a alguien o mejorar el temperamento de una persona que siempre causa conflictos, o si lo que se desea es que alguien sea más amable, cordial y noble.

– A nivel místico, las fresas están elementalmente ligadas al agua, gobernada por el planeta del amor, Venus y sagradas justamente para esa deidad, Afrodita. Ella no era la única deidad religiosa con la que se relacionan las fresas. También lo es Freya, una diosa de la mitología nórdica y germánica que siempre se ha relacionado con la maternidad y fertilidad.

– En Asia, los poderes desintoxicantes de esta fruta eran bastante conocidos en las épocas incluso antes de Cristo, por los años 2.500 AC, ya que se usaban hojas de fresa para hacer té y reducir las toxinas en el cuerpo, así como retrasar el envejecimiento y combatir el cansancio.

– Los romanos usaban las fresas por su efecto y poder afrodisiaco. En sus reuniones y fresas, en el clímax de la celebración, los anfitriones compartían fresas para atraer a sus amadas y pasar una noche ardiente.

– En Estados Unidos, los nativos americanos usaban la fresa para atraer el embarazo en mujeres infértiles. Con un té hecho de la fresa, incluyendo las hojas y raíces, lo bebían para fomentar la fertilidad y aumentar la posibilidad de quedar en estado en poco tiempo. Las mujeres también elaboraban una especie de “pomada” con las fresas para evitar las arrugas.

Batido de melocotón y té verde para perder peso

Esta bebida ayuda a combatir la obesidad y aporta gran cantidad de antioxidantes.

Te recomendamos en video: