La terapia con ozono, una tendencia en Ecuador para calmar fuertes dolores

El cuerpo experimenta todo tipo de sensaciones y el dolor es parte de la cotidianidad. A veces nos duele ciertas partes del cuerpo, como las articulaciones, ya sea por estrés, ejercicio físico, lesiones, entre otros. Para calmar esto, hay la opción de tratarlo con la terapia de ozono.

Cuando quise safarme de la vida sedentaria, empecé por trotar en el parque que está frente a mi oficina. Estaba con toda la predisposición pero no contaba con que mi primera vuelta a la pista iba a experimentar un dolor fuerte en mis rodillas. Creo que el cambio por hacerme la fit fue forzado y pues esta fue un de las consecuencias.

El dolor era insoportable y no me pasó hasta unos tres días después. Para ello mi entrenador me recomendó acudir a una terapia hecha con ozono y realmente es una maravilla para tratar los dolores, sobretodo aquellos que sentimos en nuestras articulaciones como es los codos, rodillas, manos, pies, dedos, cuello, etc. Este es un tratamiento que se usa desde los años 70 en EEUU así como en Europa cuando los soldados que iban a la guerra sufrían de amputaciones y lesiones físicas muy graves. Era usado para la limpieza y desinfección de las heridas. Esto se aplica en Ecuador, desde hace casi tres años, en el consultorio de Ma. Cristina Galiano, médica experta en tratamiento del dolor, con casos de éxito en sus pacientes.

“Desde la primera sesión de ozonoterapia mis pacientes pueden sentir alivio y esto mejora progresivamente”, dice la doctora María Cristina Galeano.

¿Cómo funciona?

Para comprender en qué consiste debemos saber que el ozono es un gas formado por tres átomos de oxígeno que tienen propiedades antisépticas, analgésicas y antiinflamatorias.

Cuando este es aplicado en nuestro cuerpo permite la oxigenación de los tejidos, así como la mejora de la circulación periférica y estimulación del sistema inmunológico, indica la especialista de O3 Therapy.

La ozonoterapia es a través de la aplicación de este gas con una aguja muy fina mediante punciones pequeñas en las zonas a tratar. En mi caso lo aplicaron en mis rodillas y al poco tiempo se sintió cómo el tejido se renueva.

ozonoterapia

Cabe destacar que el dolor muscular es diferente del articular y el médico debe detectarlo. Por ejemplo, la doctora Galiano usa esta terapia en casos de artritis y artrosis, enfermedades que atacan a los cartílagos de las articulaciones. “Con el ozono no se detiene la enfermedad pero resulta un alivio para sus efectos que se evidencian en dolores muy fuertes”, explica.

Formas de aplicación

Existen varias maneras de aplicar el ozono pero la más común es través de la micropunción o inyecciones subcutáneas. Sin embargo, también es posible hacerlo vía intravenosa en el brazo para ser distribuido por todo el sistema circulatorio con el que se logra dar oxígeno a los tejidos.

Otros usos

Al ser el ozono uno de los más potentes germicidas, actuando frente a hongos, bacterias y virus, es utilizado para curar heridas.
Hay casos de personas que no logran cicatrizar luego de heridas postquirúrgicas o por lesiones posttraumáticas cuando han sufrido un accidentes.
Además, según Galiano, en pacientes con pie diabético ha dado excelentes resultados. La concentración del ozono depende de la zona a tratar y el nivel de su problema, es decir si es leve o grave.

ozonoterapia

Con el número de sesiones se irá viendo la acción en el organismo. Pero eso no es todo, con el ozono se pueden curar las cicatrices e infecciones en personas con acné porque desde su primera aplicación se observa cómo se secan los granitos. Y si hablamos de manchas, este también logra bajar hasta dos tonos las mismas. “En el caso de la piel, lo ideal es hacerlo dos veces por semana para experimentar los cambios que se verán en una piel más limpia y uniforme”, acota.

 

El ozono como plaguicida sustentable

El ozono es un plaguicida para alimentos almacenados muy segura y hasta 20% más barato que los productos químicos.