Mujeres con cuerpo en 'forma de pera' son más saludables que las que tienen cuerpo en 'forma de manzana': estudio

Así lo afirma una investigación reciente

Las mujeres siempre estamos evaluando nuestra figura y la forma que tiene. Hay distintas formas de cuerpos, aunque los más comunes son los cuerpos en forma de pera y los cuerpos con forma de manzana.

De acuerdo a un nuevo estudio, la grasa acumulada en la zona central del cuerpo de las mujeres es más peligrosa para la salud que la acumulada en las piernas.

A esta conclusión llegó la investigación publicada en el European Heart Journal, donde explican que la grasa del tronco en las mujeres se asoció con una mayor incidencia de aterosclerosis o endurecimiento de las arterias, mientras que más grasa en las piernas predijo un menor riesgo de este tipo de enfermedad coronaria, reseñó el portal CBS Sacramento.

manzana

Cuerpo de manzana vs cuerpo de pera

Para el nuevo estudio, los investigadores siguieron a más de 2,500 mujeres de entre 50 y 79 años por un promedio de 18 años.

Todas estas mujeres posmenopáusicas se encuentraban dentro del rango normal del índice de masa corporal. Los investigadores midieron la grasa de la cintura y los muslos en todas las mujeres y las clasificaron en los trimestres más altos a los más bajos para cada medición.

Durante casi dos décadas de seguimiento, 202 de las mujeres sufrieron un ataque cardíaco u otra enfermedad coronaria, mientras que 105 mujeres sufrieron accidentes cerebrovasculares; 16 mujeres experimentaron tanto un accidente cerebrovascular como un episodio de enfermedad coronaria.

Al analizar los datos, los investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein encontraron que la grasa corporal total no estaba relacionada con el riesgo de enfermedad cardiovascular, aunque sí lo estaba la grasa del tronco en las mujeres con cuerpo en forma de manzana.

Las mujeres que tenían tanto la grasa del tronco alta como la grasa de la pierna baja tenían un riesgo más de tres veces mayor de enfermedad cardiovascular en comparación con las mujeres con grasa del tronco baja y grasa de la pierna alta, anotaron los autores del estudio.

"Nuestros resultados mostraron que los niveles relativamente altos de grasa en el tronco se asociaron con varios trastornos metabólicos", incluidos los niveles elevados de insulina, la inflamación sistémica y los niveles anormales de colesterol, concluyeron los autores del estudio. Mientras tanto, la relación entre la grasa de la pierna y estos mismos signos poco saludables "en general estaban en direcciones opuestas", declararon.

Te recomendamos en video: