Con dos agujas y una bola de hilo puedes encontrar la tranquilidad, dejar los vicios y ser feliz

Tejer ayuda a aquellos que sufren de ansiedad, depresión o dolor crónico, disminuyendo el estrés.

Tejer es una actividad que generalmente se vincula a las personas mayores, en especial, a las abuelitas. Pero, una reciente investigación de la neurociencia determinó que la actividad de tejer podría ayudar a las personas de todas las edades a encontrar la tranquilidad, paz, dejar los vicios y hasta ser feliz.

Y es que el acto de tejer tiene un efecto similar a la meditación o el yoga, por lo que puede ser igual de relajante y estimulante.

Según la neurociencia el movimiento repetitivo que se realiza al tejer, generando constantemente el mismo punto, junto a la sensación de crear algo nuevo o modificar algo existente genera dopamina (el neurotransmisor de la recompensa), endorfinas (que producen una sensación de bienestar, liberadas también durante el ejercicio) y serotonina (asociada con el buen humor), convirtiendo esta actividad en un antidepresivo natural.

Igualmente, se ha determinado que tejer ayuda a aquellos que sufren de ansiedad, depresión o dolor crónico, disminuyendo el estrés. También puede aumentar la felicidad y proteger al cerebro de los daños causados por el envejecimiento.

“Cuando estamos involucrados en algo que requiere creatividad, sentimos que estamos viviendo más plenamente que durante el resto de nuestra vida”, asegura el psicólogo Mihaly Csikszentimihalyi, quien luego de varias décadas de estudio, puede concluir que esto es el secreto de la felicidad: realizar una actividad que te absorbe tanto que nada parece más importante.

La terapeuta ocupacional Victoria Schindler, asegura además que el tejer tiene efectos similares a la meditación, que aporta para reducir estrés.

View this post on Instagram

🌿To new beginnings… 🌿

A post shared by Under The Willow Tree (@underthewillowtreellc) on

Otro de los beneficios de tejer es que aleja a las personas de los vicios y malos hábitos. Así lo asevera Karen Zila Hayes, una coach de Toronto: “Esta actividad puede ayudar a los fumadores a dejar este dañino hábito, lo que se resuelve en que al tener las manos ocupadas y estar concentrados en las puntadas, es difícil que vuelvan a fumar”.

Otra investigación norteamericana reveló que las personas que tejen tenían una menor probabilidad de desarrollar un deterioro cognitivo leve, especulando que quizás esta actividad sea la razón de la mantención de la salud cognitiva, ya que las personas que leían o tocaban música no mostraron los mismos signos.

Remedios caseros y algunos consejos para evitar una infección vaginal

La vaginosis bacteriana es la infección más común para mujeres.

Te recomendamos en video: