Caminar o correr: ejercítate según tus necesidades

Te decimos los principales beneficios para tu salud entre realizar un entrenamiento corriendo y uno de caminata

Son dos actividades básicas para ejercitar nuestro cuerpo y cuentan con muchos beneficios para nuestra salud, pero ¿cuáles son las diferencias más marcadas entre practicar la caminata y correr? A continuación te explicamos los distintos beneficios entre cada una de estas actividades.

Smartwatch

Band Watch
S3 – Ritmo Cardíaco
$649.00

liniogris-7cdc50ee0275985033d4431f744a49f7.jpg

Correr:

  • Quemarás calorías
  • Si bajas o subes pendientes, aumenta la quema de calorías
  • Bombearás más sangre a los pulmones
  • Te ayudará a obtener endorfinas y mantener un estado de ánimo mucho más positivo
  • Permite que te desconectes del estrés
  • Fortalece el corazón

Caminar:

  • Es un ejercicio de bajo impacto
  • Ideal para comenzar a ejercitatse, cuando se realiza por al menos 30 minutos diarios
  • Colocando peso en los tobillos aumentarás la intensidad sin lastimarte
  • Aumenta los niveles de vitamina D
  • Previene la diabetes

¿En dónde deberías salir a caminar o correr?

Lo ideal es que elijas un parque, el campo o senderos de montaña, ya que cuentan con aire menos contaminado que el resto de la ciudad, es importante que consideres que al realizar cualquier actividad física te vas a hiperventilar y si entrenas en la calle, respirarás demasiada contaminación de los coches.

Cualquier actividad que elijas, realízala con todo tu empeño para poco a poco empezar a mejorar tu condición física, recuerda que puedes apoyarte con algún fit bit o smartwatch para monitorear tu ritmo cardíaco durante el ejercicio e incluso medir los pasos que das todos los días para comenzar a ponerte metas a corto plazo.